•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Brasil comenzó con una deuda costosa su camino en el torneo de fútbol masculino de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 al empatar 0-0 este jueves con Sudáfrica, en partido del Grupo A disputado en Brasilia.

La seleçao, que adolece del oro olímpico en su rico palmarés, se encontró a unos ‘Bafana Bafana’ tirados en defensa en buena parte de los 90 minutos y a la espera de pescar en río revuelto, un panorama que complicó la dinámica de juego del combinado del astro Neymar, que mostró dos caras en el encuentro.

Sudáfrica asustó

Cuando se esperaba que Brasil saliera a demoler a los africanos, fue Sudáfrica el primero que pisó el área rival, aprovechando un error de entrega de Marquinhos en el centro del campo que generó un furioso contraataque con Mothiba, pero que culminó mal el delantero del Lille francés.

El susto en predios de Weverton trajo de inmediato el recuerdo de la fatídica eliminación en el Mundial 2014, porque no habían corrido más de cinco minutos cuando Brasil le abría la puerta al rival para que le hiciera daño.

Neymar pegó unos gritos necesarios para que la seleçao se ordenara y a los 13 se acercó con un remate del astro del FC Barcelona que se fue ligeramente desviado, pero que sirvió para que el combinado local reaccionara y tomara el control del juego.

Pero Sudáfrica no fue una pera en dulce y le peleó el protagonismo presionándolo lo más arriba posible. Así se acercó con pases en corto y mucha velocidad, pero careció de precisión en los metros finales para terminar las jugadas de riesgo que fabricó.

A Brasil le costaba generar acciones de riesgo, por lo que las oportunidades solo podían llegar por errores de la zaga visitante, como sucedió cuando falló la defensa y le dio espacio a Gabriel Jesús para rematar pero la pelota se perdió por la línea de fondo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus