•   Río de Janeiro  |
  •  |
  •  |
  • AFP

No hay nadie más completo que él, la elegancia con la que envuelve la precisión matemática de sus movimientos le dieron la gloria en Londres y el mando de la gimnasia artística mundial, pero Kohei Uchimura quiere más y a partir de este sábado en Rio volverá a luchar por la perfección.

'King Kohei' saltará al tapiz de la Arena Olímpica para disputar la ronda clasificatoria con una obsesión: devolverle a Japón aquel pasado mejor que duró desde Roma-1960 hasta Montreal-76, cuando la escuadra nipona sumó cinco oros consecutivos. Sólo en Atenas-2004 volvieron a conseguirlo.

Han pasado cuatro años desde Londres, pero a este menudo atleta (mide 1.61m) de 27 años todavía le duele aquel pequeño resbalón con los arzones en la final por equipos, donde tuvo que ver por segunda vez, y desde un escalón más abajo del podio, cómo China se colgaba de nuevo el oro.

"No fui capaz de llevar a la victoria a Japón y eso me impide sentirme orgulloso de mí mismo", afirmó en una entrevista a CNN, pese a que a orillas del Támesis conquistó el primer oro individual en el concurso general para su país en casi tres décadas.

Horizonte Scherbo

En el Mundial de Glasgow-2015, el país asiático logró por fin el oro y Uchimura revalidó por sexta vez su título en el concurso individual, un récord que comenzó a tejer en 2009 cuando se convirtió en el gimnasta más completo del mundo.

Nadie le ha discutido desde entonces y ya suma 19 medallas en su colección sin fin, 10 de ellas doradas.

Sólo el genial Vitaly Scherbo logró más triunfos, 12 en toda su carrera. El reino del gimnasta bielorruso -dueño de una de las mayores gestas de la historia olímpica con sus seis oros en Barcelona-1992-, ya tiene heredero.

Uchimura se presentó al mundo en Pekín-2008 -con dos platas, en individual y por equipos- y se fue de Londres cuatro años más tarde convertido en una estrella, gracias al oro en el concurso general y sus platas en grupo y en suelo.

Si logra defender su título olímpico en el 'all-around' de Rio, este atleta al que Japón venera se convertirá en el cuarto gimnasta de la historia en conseguirlo, el primero desde 1972.

Scherbo, siempre en el horizonte de Uchimura, nunca lo consiguió.

Hijo de dos gimnastas, Kohei creció con las manos manchadas en carbonato de magnesio. Mientras muchos le ven como un candidato a leyenda, él sólo habla de disciplina.

"No puedo pasar un día sin entrenarme. Me siento incómodo si no entreno. Quiero que todo el mundo sepa que la práctica nunca te traiciona, y que no hay esfuerzos sin sentido", dijo.

El descaro de Larduet

Aunque para demostrar que su reino es infinito, Uchimura no puede perder de vista a quienes osan a desafiarle. Y el último en atreverse fue un joven cubano de 20 años llamado Marique Larduet.

La gran sorpresa del último Mundial acabó llevándose la plata en el concurso general por detrás del mismísimo 'King Kohei' y, de su mano, la gimnasia cubana regresa en Rio a unos Juegos tras 12 años fuera.

Un éxito que ha cambiado la vida de Manrique, que realizará este sábado uno de los debuts olímpicos más esperados, bajo la atenta mirada de un país que vuelve a mirar a la gimnasia.

"La gente en Cuba me saluda y me felicita por la calle, lo que es muy agradable", contó Laurdet. "Ya hay niños que quieren ser como yo, y eso es impresionante".

El joven de Santiago quiere seguir la senda que abrió el brasileño Arthur Zanetti hace cuatro años, cuando su oro en anillas le convirtió en el primer gimnasta lationamericano en ser campeón olímpico.

Pese a cargar con las ilusiones del país organizador, que ve en él un oro seguro, el atleta paulista afirma haber evolucionado en estos cuatro años, por lo que llega a Rio con la sangre más fría que nunca y a la cabeza del equipo brasileño, clasificado por primera vez para unos Juegos.

El sábado será también el día que lleva toda la vida esperando Jossimar Calvo, el joven gimnasta colombiano de 22 años que se hizo mayor con sus cinco medallas en los Panamericanos de Toronto-2015, mientras que para el chileno Tomás González será el primer paso para arreglar las cuentas con sus decepciones de Londres.

Todos se jugarán su destino a partir de las 10H30 locales (13H30 GMT) en la Arena Olímpica de Rio, donde presentarán sus ejercicios con las 24 plazas para la final del concurso individual en juego, así como los ocho lugares de las definiciones por aparatos.

De los 12 países que compiten por equipos, cuatro quedarán fuera de la gran final del lunes.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus