•   Río de Janeiro  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Rio-2016 contará este viernes con la presencia de 37 líderes de gobiernos extranjeros, informó el ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil.

Se trata de una cantidad muy inferior a los 80 que estuvieron en Pekín-2008 y a los 70 de Londres-2012.

La cancillería del país anfitrión envió a la AFP una lista de jefes y vicejefes de Estado y de Gobierno, así como de cancilleres que confirmaron su presencia, en la que figuran el presidente francés, François Hollande; sus pares de Argentina, Mauricio Macri, y Paraguay, Horacio Cartes; el secretario de Estado estadounidense, John Kerry y el primer ministro italiano, Matteo Renzi.

Aparecen además el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y los reyes de Holanda y Bélgica, Guillermo Alejandro y Felipe, respectivamente, así como el príncipe Alberto II de Mónaco.

Originalmente, la cancillería brasileña había señalado que no distribuiría los nombres de los asistentes por razones de seguridad, pero luego liberó el listado.

El ministro de Relaciones Exteriores, José Serra, había dicho en julio que habría 45 jefes de Estado durante los Juegos Olímpicos.

Pekín había marcado el récord de visitas de jefes de Estado ocho años atrás y tuvo entre sus asistentes al presidente estadounidense George W. Bush -a Londres fue la primera dama Michelle Obama- y al primer ministro ruso, Vladimir Putin.

Dificultades de agenda, una geografía que obliga a consumir entre dos y tres días de viaje a los mandatarios de fuera de América Latina y la inusual situación política del país organizador, que está en medio de un juicio para destituir a la presidenta Dilma Rousseff y es conducido interinamente por su vice Michel Temer, forman parte del rosario de razones que pueden explicar la diferencia.

Itamaraty también confirmó la presencia de 178 ministros de Deporte.

La noche del viernes, los representantes extranjeros verán desfilar a los más de 10.000 atletas junto a los espectadores desde las 78.000 butacas del estadio Maracaná protegidos por una operación de seguridad que incluyó el despliegue de 85.000 militares y policías.

Todos serán recibidos por Temer poco antes de la apertura de los Juegos, en un cóctel breve que reunirá a 1.500 invitados.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus