•   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Brasil, el equipo anfitrión, dio la primera sorpresa del torneo de balonmano masculino de los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro, al derrotar por 34-32 a Polonia este domingo en la primera jornada del grupo B.

Los brasileños, campeones panamericanos el pasado año en Toronto, arrancan con un triunfo muy importante dentro del grupo B, igual que Alemania, la campeona de Europa, que superó 32-29 a Suecia.

Este domingo se completa la primera jornada con el partido entre Eslovenia y Egipto.

La 'torcida' pudo celebrar en el Arena do Futuro, como en la víspera, cuando Brasil se impuso brillantemente en el inicio de la competición femenina a Noruega (31-28), actual bicampeona olímpica.

La estrella de los locales esta vez fue José Guilherme de Toledo, con siete dianas y siendo clave con su acierto en los momentos decisivos, cuando los polacos intentaban reaccionar.

"Estoy feliz con cómo ha ido el primer partido, pero sólo es un paso, nos quedan otros cuatro para completar el grupo. Serán también partidos difíciles", vaticinó el entrenador español de los brasileños, Jordi Ribera, en la conferencia de prensa posterior al partido.

"Mi equipo al final estaba cansado, jugamos cincuenta minutos muy intensos defensivamente. Estoy muy feliz. Felicidades al equipo y a toda la gente (el público), porque era un partido muy difícil", insistió.

Los brasileños marcaron desde el primer instante el tono del partido y se distanciaron ya con un 4-0 en el marcador en el minuto 6.

Pese a sus intentos por reengancharse al partido, Polonia siempre fue por detrás en el marcador y lo más cerca que estuvo fue en el 27, cuando Michal Daszek -máximo anotador del partido, con ocho- acercó a uno a los suyos (13-12), pero pronto los locales ampliaron el margen y se fueron al descanso con un 16-13 a favor.

En la segunda mitad, Polonia parecía poder tener esperanzas cuando en el 41 se colocó a dos (21-19). Pero ahí aceleró Brasil y con un parcial de 5-0 puso el partido en un cómodo 26-19 (minuto 55).

Polonia consiguió en la recta final ir reduciendo su desventaja, pero acabó cayendo 34-32.

"Ha sido increíble poder ganar este primer partido, ante un equipo fuerte como Polonia. Increíble también hacerlo en nuestra casa, con toda esta gente contenta. Ha sido una alegría para todos", comentó a la AFP uno de los integrantes de la Seleçao anfitriona, Diogo Kent Hubner.

Mucho más serio estaba el seleccionador de los polacos, el exinternacional español nacido en Kirguistán Talant Dujshebaev.

"Ellos fueron mejores de el primer al último minutos. Tenemos que ponernos en pie y pensar en el próximo partido. Fueron mejores en defensa y en ataque. No estoy contento", declaró.

Dujshebaev consiguió tres medallas olímpicas como jugador, un oro en Barcelona-1992 como parte del Equipo Unificado y dos bronces, ya con España (Atlanta-1996 y Sídney-2000).

Brasil, que está en su quinta participación en la competición en esta disciplina, nunca ha conseguido superar la fase de grupos en unos Juegos Olímpicos y fue apenas decimosexto el pasado ante en el Mundial de Catar, donde Polonia se colgó la medalla de bronce, igual que en los Juegos Olímpicos de Montreal-1976.

En la segunda jornada del torneo olímpico masculino de balonmano, el martes, Brasil buscará confirmar este éxito en su pulso contra los eslovenos, mientras que Polonia tendrá un examen complicado ante Alemania.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus