•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El vigente campeón olímpico, el británico Andy Murray, irrumpió con contundencia en Río 2016 y, tras arrollar al serbio Viktor Troicki (6-3 y 6-2), alcanzó la segunda ronda del torneo olímpico.
Murray, segundo favorito, tardó poco más de una hora en revolver el choque. Anda en forma el tenista escocés, estimulado por su triunfo en Wimbledon y que desvió con firmeza cada uno de los escasos contratiempos a los que se sometió el jugador balcánico.

Andy Murray, el único junto al español Rafael Nadal que puede conseguir dos oros olímpicos, se enfrentará en segunda ronda con el argentino Juan Mónaco.

RAFA CUMPLE

Nadal resolvió con buena nota su retorno a la competición y ganó con autoridad al argentino Federico Delbonis (6-2 y 6-1) para alcanzar el segundo tramo de los Juegos Olímpicos de Río 2016, donde se encontrará con el italiano Andreas Seppi.

Las dudas sobre el estado del campeón olímpico en Pekín 2008 duraron cuatro juegos. Lo que tardó el balear en tomar confianza, en asentarse ante las incomodidades meteorológicas y en derribar las expectativas de su rival.

Nadal, fuera de la escena competitiva desde que el pasado 27 de agosto anunciara su adiós a Roland Garros por una lesión en la muñeca izquierda, inició el choque cauto, dubitativo.

Expectante ante la respuesta de la articulación. Antes de tener el motor caliente y la confianza de su lado, el número 5 del mundo cometió varios errores no forzados que prolongaron la igualdad en el marcador.

El equilibrio duró cuatro juegos. Hasta el 2-2. Después, Nadal dio un paso más en su puesta a punto y se anotó cinco juegos seguidos para cerrar el primer set y comenzar con ventaja el segundo.

Delbonis, que siempre ha perdido contra Nadal, las dos veces en partidos sobre tierra, decayó progresivamente hasta dimitir de un partido que comenzó con dos horas de retraso por el fuerte viento y que estuvo permanentemente amenazado por la posibilidad de lluvia.

SERENA Y FRÍA

La número uno del mundo, la estadounidense Serena Williams, impuso su ley en su debut en Río 2016 para batir a la australiana Daria Gavrilova (6-4 y 6-2), a la que no le sirvió el empeño y el empuje con el que intentó hacer frente a su rival.

Serena, que aspira a lograr su segundo oro olímpico en el torneo individual, el quinto, junto a los tres en dobles, en su trayectoria en unos Juegos, marcó las distancias con la oceánica, que creyó en sus posibilidades, sobre todo en el primer set.

La pequeña de las Williams, alertada por el varapalo inesperado que sufrió su hermana el sábado, eliminada por la belga Kirsten Flipkens, apretó el acelerador cuando fue necesario.

Serena Williams, que cerró el partido en noventa minutos, se enfrentará en segunda ronda a la ganadora del choque entre la sueca Johana Larsson y la francesa Alize Cornet.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus