•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Sin superpoderes, Brasil protagonizó ayer un despegue forzoso en los Juegos Olímpicos de Río-2016, al vencer 3 a 1 a México en voleibol masculino con menos brillo del esperado por una ‘torcida’ que exige el oro.

Lejos de ser el típico duelo entre maestro y aprendiz, México cumplió la promesa lanzada en la previa por su entrenador, Jorge Azair López  y sin complejos le complicó la partida a Brasil.

Buenos remates, en especial de Carlos Guerra, descolocaron a un Brasil nervioso y desconcentrado que falló en todos los sectores de la cancha. Y lo impensado pasó: el novato México se llevó el primer set por 25-23.

“Para nosotros el sueño se hace realidad, disfrutamos muchísimo el encuentro y nos vamos con una gran sabor de boca, pero sabiendo que hay muchas lecciones y eso es a lo que vinimos: a aprender”, comentó Guerra al finalizar el duelo.

El golpe retumbó en un repleto Maracanazinho -que recibió al equipo con una ola luminosa, formada por miles de linternas- pero lentamente Serginho y compañía comenzaron a afinar la puntería en los remates y a controlar el bloqueo para iniciar la recuperación.

Enfrente, México ayudó al renacimiento brasileño fallando saques, pero nunca bajó los brazos y en ningún momento se dejó apabullar por un rival ampliamente superior en los papeles.

El segundo y el tercer set fueron para la ‘canarinha’ por 25-19 y 25-14, con buenos momentos de juego colectivo.

Pero México resistió y en el cuarto set le planteó pelea nuevamente a su rival, al final la lógica ganó y llegó el 25-18 que cerró el partido con triunfo local.

“Cero drama”

Veterano de mil batallas, Bernardinho advirtió que su equipo trabajará en las fallas, en especial en el saque, pero dejando el dramatismo de lado.

Con la mente en Canadá, el próximo rival en el Grupo A, se enfocarán en mejorar el saque, bloqueo para conquistar y “saber jugar con ella”.

“No existe drama de ningún tipo, dificultades existen no drama, drama cero”, agregó el timonel, que confió en que Mauricio De Souza se recupere físicamente para entrar en torneo en la tercera o cuarta partida de los Juegos.

Brasil busca sacudirse en su casa la decepción sufrida en las dos últimas finales olímpicas, en las que se tuvo que conformar con la medalla de plata.

Por el mismo grupo, considerado el más duro de la competencia, a primera hora Italia barrió a Francia con un 25-20, 25-20, 25-15.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus