•   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Colombia y Brasil lograron este lunes sus primeras medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Rio-2016 gracias a la judoca local Rafaela Silva y el pesista cafetero Oscar Figueroa, en un tercer día de competencias en el que Michael Phelps se tira nuevamente a la piscina para agrandar su leyenda.

El oro de Silva, de 24 años, es la segunda medalla para el equipo auriverde en 'sus' Juegos, después de la plata lograda el sábado por Felipe Almeida Wu, en la prueba de tiro con pistola de aire comprimido a 10 metros.

Figueroa por su parte se convirtió en el primer hombre de Colombia en colgarse una presea dorada en la historia de los Juegos Olímpicos al ganar en la categoría 62 kilos de la halterofilia.

"Esto es lo mejor que me podía pasar en la vida, por mi país y por mi familia. Estoy muy feliz", señaló el pesista colombiano.

"La preparación fue muy dura. Los cuatro años que siguieron a mi medalla de plata en Londres-2012 fueron plenos de preparación y esfuerzo, pero todo tuvo un final con un buen resultado", agregó.

Hasta este lunes las únicas medallas de oro de Colombia eran de María Isabel Urrutia en Sídney-2000, también en halterofilia, y de Mariana Pajón en ciclismo BMX en Londres-2012

Rafaela Silva, originaria de la favela carioca Cidade de Deus, se convirtió en 2013, también en Rio de Janeiro, en la primera mujer brasileña en ganar un título mundial de judo.

"Ver a alguien como yo, que salió de Cidade de Deus, que comenzó el judo con cinco años como un juego, ser campeona mundial y olímpica es algo inexplicable", declaró la joven. "Si esos niños tienen un sueño, tienen que creer que se puede hacer realidad".

Tres años después del título mundial, Silva mostró su tenacidad y su mentalidad de acero para lograr el oro olímpico y hacer sonar el himno brasileño por primera vez en estos Juegos.

Phelps busca agrandar su leyenda

Mucho más famoso, Phelps, el hombre récord de la historia olímpica, insaciable a la hora de acumular medallas, se tira nuevamente a la piscina este lunes para encaminar un nuevo lauro en su palmarés de 23 preseas, 19 de ellas doradas.

El 'Tiburón' de Baltimore, que el domingo logró con el relevo estadounidense de 4x100 m libres su decimonoveno oro olímpico, busca este lunes reconquistar la corona en los 200 m mariposa, que le arrebató en Londres-2012 el sudafricano Chad le Clos.

Phelps avanzó a las semifinales de la distancia con el quinto mejor tiempo a la semifinal de la distancia, en la que ya ganó el oro en Atenas-2004 y Pekín-2008. También avanzó Chad le Clos, su verdugo en Londres.

Pero la de Phelps no es la única atracción que tiene esta tercera jornada de la natación, donde se llevan batidos seis récords mundiales desde que el sábado se inició el torneo.

Las Leonas empiezan a rugir 

Las Leonas argentinas hicieron olvidar su sorprendente derrota ante Estados Unidos en el debut del hockey sobre césped femenino y se impusieron a Japón este lunes por 4-0 en la segunda fecha del torneo.

La defensora María Noel Barrionuevo marcó los dos goles de Argentina, la veterana delantera Carla Rebecchi hizo el tercero y Maria Granatto el cuarto.

El 'Dream Team' estadounidense jugó su segundo partido en el Grupo A y, sin sorpresa alguna, apabulló a Venezuela 113-69, luego de haber debutado con otro contundente triunfo ante China 119-62. Nada ni nadie parece capaz de detenerlo hacia su tercer oro consecutivo.

Rivalidad futbolera 

Y la tradicional y a veces violenta rivalidad que se da en fútbol entre Argentina yBrasil, este lunes salpicó los Juegos Olímpicos.

El partido en el que Juan Martín Del Potro venció al portugués Joao Sousa para meterse en tercera ronda del tenis masculino fue interrumpido durante unos minutos por enfrentamientos en las gradas entre algunos hinchas albicelestes con seguidores brasileños, constató un periodista de la AFP.

Del Potro reclamó "paz" entre argentinos y brasileños y tal como los líderes de la generación dorada del básquet, dijo que "esto no es fútbol, hay que disfrutar del juego".

El incidente acabó con la intervención de la Fuerza Nacional, que acabó llevándose a los argentinos, despedidos por toda las tribunas al grito de "expulsión, expulsión".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus