•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Khasan Khalmurzaev protagonizó ayer una gesta inédita en la historia del judo ruso con la conquista de la medalla de oro, la primera que el país se adjudica en esta disciplina en toda la historia de los Juegos Olímpicos, gracias a su triunfo en la categoría de menos de 81 kilogramos.

Khalmurzaev salió vencedor tras completar una jornada redonda. En su estreno sobre el tatami en el Carioca Arena 2, el joven deportista de Nazran, de 22 años, doblegó al iraní Saeid Mollaei.

Después, se deshizo sucesivamente del egipcio Mohamed Abdelaal y del canadiense Antoine Valois-Fortier, ante quien se ganó una plaza en semifinales.

Sergiu Toma, representante de Emiratos Árabes Unidos y el estadounidense Travis Stevens fueron sus oponentes en la última y penúltima fase. En ambas rondas confirmó Khalmurzaev la captura de su primer título olímpico, éxito que se adjudicó con un ippon a falta de 2:18 para la conclusión del duelo definitivo.

Este mérito se agrega al Campeonato de Europa que ganó este mismo año en la ciudad rusa de Kazán.

EN EL PODIO

Las medallas de bronce fueron para el japonés Takanori Nagase y para Sergiu Toma, quien entregó a los Emiratos Árabes Unidos su segunda presea en unos Juegos Olímpicos después del oro logrado por el tirador Ahmed Almaktoum en Atenas 2004.

Ayer, en la cuarta jornada de competición para el judo, se disputó también la categoría femenina de menos de 63 kilogramos, con victoria de la eslovena Tina Trstenjak.

Apenas un minuto y 45 segundos se prorrogó la final ante la francesa Clarisse Agbegnenou. Ese ippon entregó a Eslovenia su segundo oro olímpico consecutivo en la categoría tras el triunfo en Londres 2012 de Urska Zolnir.

Por su parte, la israelí Yarden Gerbi y la holandesa Anicka van Emden ganaron los bronces.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus