•  |
  •  |
  • Edición Impresa

España venció ayer 89-68 a China en el torneo de baloncesto femenino de los Juegos Olímpicos de Río-2016, recuperándose de su última derrota ante Estados Unidos, que superó a Serbia 110-84.

Las españolas ganaron en un partido muy igualado que controlaron lo justo para hacerse con la victoria en el Arena de la Juventud, en el área olímpica de Deodoro.

Tras la derrota esperada del lunes ante Estados Unidos 103-63, el técnico español Lucas Mondelo ya había advertido que su guerra era otra y que se centraría en China para mantener las opciones de pasar a cuartos de final.

“Es una victoria importantísima contra un gran rival y con buenas sensaciones, siempre hay cosas que se pueden mejorar, pero hemos jugado bien”, dijo la heroína de España, Alba Torrens, máxima anotadora del partido con 32 puntos, que suponen el récord de anotaciones de una jugadora española en un partido de Juegos Olímpicos.

Al término de la primera parte, España ganaba por una pequeña ventaja de 41-38, basada en una buena defensa, en la que Laura Nicholls fue un muro y la dominadora en los rebotes.

“Hay que destacar la defensa del equipo”, aseguró Torrens, recordando que se trataba de un “equipo muy físico, muy grande”.

Tras el descanso, las chinas cometieron varios errores, que aprovecharon las españolas para mantener su ventaja y entrar en el último cuarto con 64-59 a favor.

En los últimos diez minutos, el acierto de Alba Torrens, Astou Ndour y Marta Xargai logró mantener a las españolas por delante para anotarse la victoria.

España, que ya había ganado a Serbia 65-59, cosechó así su segunda victoria, que le permite encarar con tranquilidad su próximo compromiso dentro de este grupo B del torneo femenino mañana contra Senegal.

China, en cambio, había perdido antes con Canadá 68-90 y ahora se enfrentará a la complicada Serbia.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus