•   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Las virales imágenes de la Bahía de Guanabara, de Río de Janeiro, que mostraban unas aguas infestadas de basura e incluso con restos de excrementos humanos, auguraban un riesgo evidente para los participantes de vela que debían competir en ese escenario por una medalla en los Juegos Olímpicos.

Las previsiones de insalubridad, por desgracia, empiezan a cumplirse siendo la belga Evi Van Acker la primera en sufrirlo.

Según su entrenador, Wil Van Bladel, la regadista contrajo un virus intestinal en julio cuando se preparaba para la cita olímpica que según el diagnóstico médico “podía debilitarla en los siguientes tres meses” como así sucedió ayer cuando la regatista “no tenía fuerzas para navegar”.

La medallista de bronce en Londres 2012, que competía en la prueba de Láser Radial, ha tenido que abortar su participación en el evento para recuperar su mejor estado físico.

Te interesa: Los brasileños aman hacer filas

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus