•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La “Armada Cubana” de boxeo firmó su octava victoria consecutiva con los triunfos ayer de sus campeones olímpicos Robeisy Ramírez y Roniel Iglesias en el boxeo de Río-2016, mientras Venezuela vio disminuida sus fuerzas y a la Argentina le sonrió la victoria.

En el aniversario de sus títulos olímpicos en Londres-2012 --Ramírez en los 52 kilos e Iglesias en los 64--, los dos cubanos salieron con comodidad por la puerta ancha en sus debuts en la arena Riocentro de Río de Janeiro. 

Robeisy Ramírez superó por decisión unánime al indio Shiva Thapa en la división de peso gallo.

“Sé que hay puestas muchas esperanzas en mí y espero no defraudar a nadie. Ahora soy un boxeador más maduro que en Londres, y espero que eso me ayude”, declaró Ramírez.

Roniel Iglesias apenas sudó para asegurar su boleto a los cuartos de final de los 69 kilos, luego de vencer al armenio Vladimir Margaryan por nocaut técnico en el primer asalto.

Margaryan sufrió una herida en la ceja derecha, producto de un cabezazo accidental, por lo que el combate fue detenido al cabo de 87 segundos de iniciarse el primer asalto.

“Fue un choque de cabezas. El árbitro ya le había llamado la atención a él por entrar con la cabeza, y cuando chocamos, mi temor fue que me hubiera cortado también”, explicó Iglesias.

Cuba tiene aseguradas ya dos medallas de bronce, con los triunfos el miércoles del minimosca Joahnys Argilaos y el peso pesado Erislandy Savón.

Venezuela pierde a dos 

Venezuela sufrió dos bajas ayer, al perder de forma apretada sus peleas el peso gallo Víctor Rodríguez y el medio pesado Albert Ramón Ramírez.

Rodríguez fue vencido por el surcoreano Ham Sangmyeong en una cerrada decisión dividida de 2-1, con dos jueces votando por el asiático 30-27 y otro por el venezolano 29-28.

“Muy buena la pelea, pero la decisión la tomaron los árbitros”, dijo el púgil zuliano tras el revés. “Hicimos lo mejor que podíamos hacer. Demostramos que tenemos coraje, valentía y amor por el deporte”.

De su lado, Albert Ramón Ramírez fue derrotado en su combate de los 81 kilos por decisión unánime ante el argelino Abdelhafid Benchabla.

Como compensación, el welter Gabriel Maestre avanzó sin pelear a los cuartos de final por no presentación de su rival, el italiano Vincenzo Mangiacapre, quien no pasó el chequeo médico previo a la pelea.

Argentina sonríe

Luego de tres derrotas consecutivas, la escuadra de Argentina tuvo un respiro con la victoria del peso gallo Ezequiel Melián, quien superó unánime (3-0) al ghanés Abdul Omar y aseguró pasaje a octavos de final.

‘El Impacto’ Melián, como le apodan sus compañeros, dijo estar mejor preparado que cuando los Juegos de Londres-2012, donde quedó en octavos de final.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus