•   Desde Río de Janeiro  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Estoy aterrizando en estos olímpicos y de pronto no veo nada. Una brillantez que parece cubrir todo Brasil me ciega. Poco a poco, puedo darle forma a una imagen y aparece Simone Biles, la excepcional gimnasta estadounidense, considerada por muchos expertos como mejor que la Nadia Comaneci de 1976 en Montreal. ¿Mejor  que la perfección? Vi a la joven Biles, de 19 años, en el “all around” y su gracia está en esos movimientos computarizados, mágicos y asombrosos. La gimnasia es como las mujeres bellas, atrapan las miradas y los corazones. Uno no sabe de las medidas, pero capta la belleza y se emociona. Es lo que pasa con Simone, pese a lo deslumbrantes que son cada una de sus rivales. Su victoria sobre Raisman –compañera de equipo– y la rusa Mustafina, la confirma como la estrella más fulgurante de estos juegos… Aquí en Brasil la atracción que ejerce el voleibol es impresionante, sobre todo el de playa, y la derrota en femenino frente a Canadá se aproximó a lo trágico… Llegó a Brasil el semifondista pinolero Erick Martínez junto con la presidenta de la Federación de Atletismo Xiomara Larios. Será el último nica en escena… Emmett Lang se reúne hoy con Peré Miro, el brazo derecho y en ocasiones también el izquierdo del número uno del COI, Thomas Bach. Único punto de agenda, apoyo a los Juegos Centroamericanos de 2017.

SALIÓ DEL HOYO

Goleando a Dinamarca por 4-0, sin marcar Neymar, Brasil salió del hoyo en el torneo de futbol avanzando a los cuartos de final, mientras Argentina era eliminada por Honduras al igualar 1-1 y el último campeón olímpico, México, terminaba decapitado. Brasil, intentando impactar, enfrentará a Colombia, en tanto Honduras se verá a cara descubierta con Corea del Sur, Portugal se fajará con Alemania y Nigeria con Dinamarca… El favoritismo de Bolt en los 100 metros no es tan rotundo como en los 200. Hay mucho respeto no solo por Gatlin en el hectómetro, en tanto en 200 cómo evitar la espectacular proyección del jamaiquino… Mucho ruido en el ping-pong. No pude ir a la final pese a lo cercano del sitio, porque no me iba a perder una final de Michael Phelps… Estoy a pocas cuadras de las instalaciones de O ‘Globo. Voy a ver si me dejan entrar para conocer algunos artistas de telenovelas.

EL GRAN PROBLEMA

Es el transporte. En Los Ángeles 1984 las distancias eran exageradas, pero los traslados desde la sala de prensa funcionaron con gran precisión. Ninguna queja. Aquí en Río, hay que salir un día antes para estar seguros de no ser víctimas de atraso… En algunos hoteles el internet se muestra perezoso. En mi caso, en un hotel muy bonito y moderno, el Grand Midas, próximo a la Vills y al parque principal de los juegos, sede de la natación, lo que me permitirá ver a Phelps y también la gimnasia, el tenis, el tenis de mesa, el bádminton, la lucha y el basket, solo me funciona el correo electrónico. El teléfono, el Ipad y la computadora tienen problemas para abrir páginas… Por un problema familiar José Luis Huete, el eficaz secretario ejecutivo del CON, regresará el sábado a Managua… Dos directivos del CON acompañan a Emmett en estos juegos: el general Estrada y Abdalah, quien es jefe de la delegación… Aquí ha subido el precio de la comida con motivo de los juegos: el precio del buffet para periodistas pasó de 13 dólares en los primeros días a casi 25. Como que me estaban esperando… En la parada obligatoria en el aeropuerto de Panamá, un hot dog Nathan me costó 14 dólares con papitas y una gaseosa. Y flojo, nada que ver con la carne asada de la Centroamérica… Los hondureños casi lamentan haber clasificado en futbol, porque el cambio de fecha en los boletos les costó casi 10,000 dólares, a 250 por miembro… La mayoría de voluntarios no son de Río. No estaban dispuestos a trabajar gratis. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus