•   Río de Janeiro  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Honduras continuó derrumbando muros en el fútbol masculino de los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro 2016 al imponerse 1-0 a Corea del Sur, este sábado en Belo Horizonte por los cuartos de final, y enfrentará a Brasil o a Colombia en las semifinales.

La 'Bicolor' encontró el pase a la penúltima ronda con un gol de Alberth Elis, a los 60 minutos, un contragolpe de arco a arco que sirvió para que los centroamericanos mejoraran la presentación de Londres-2012, donde se despidieron en la fase de cuartos.

Desde el primer minuto, fue Corea del Sur el que tomó el protagonismo del encuentro, y esa propuesta ambiciosa encontró como figura al guardameta hondureño, Luis López, que sacó su arco en cero con atajadas fantásticas y que si hubiesen terminado en gol habrían hecho justicia a lo que se vio en el campo.

El seleccionado hondureño, dirigido por el colombiano Jorge Luis Pinto, el DT que llevó a Costa Rica a los cuartos de final en el Mundial-2014, fue la gran sorpresa del Grupo D al eliminar a Argentina con un empate 1-1 en el cierre de la primera fase.

Los asiáticos tuvieron a lo largo de los 90 minutos un dominio sostenido en la mitad de la cancha, pero al mismo tiempo les faltó claridad para sorprender a un adversario que se mostró sólido en su vallado defensivo.

Es que, para este encuentro, Pinto tramó un esquema con cinco hombres en el medio y tres atrás, y no lo alteró ni siquiera con la anotación de Elis, con la certeza de que, más tarde o más temprano, podría contar con otra oportunidad de contraataque.

Honduras no generó ni una sola llegada en la primera parte, pero sí aprovechó la más clara que creó en la segunda en un contragolpe furibundo que tomó mal parados a los surcoreanos cuando a pura velocidad se juntaron Quioto y Lozano y luego Elis para definir entrando al área grande.

El jugador surcoreano Changhoon Kwon marcando al hondureño Bryan Acosta / EFEPoco a poco Honduras salió del asedio y emparejó el desarrollo, con buenas salidas por las bandas con Álvarez y Brayan García, y algunas incursiones de Quioto y Elis, que empezaban a encontrar espacios a espaldas de los volantes asiáticos.

La intensidad del despliegue empezó a cansar a los jugadores asiáticos, que redujeron la presión y la 'H' empezó a explorar el campo rival con más frecuencia.

La victoria hondureña podría leerse como un castigo demasiado duro para una Corea del Sur que siempre fue más ambiciosa, pero que pagó un costo excesivo cuando le apostó todo al ataque y se descuido atrás.

La 'Bicolor' participó por primera vez en un torneo de fútbol olímpico en Sídney-2000, marchándose tras la primera fase, y desde Pekín-2008 se convirtió en un invitado constante y ahora en Rio-2016 mejoró la campaña de Londres-2012 soñando con llevarse una primera medalla del metal que sea.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus