•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuatro nadadores olímpicos estadounidenses fueron asaltados a mano armada por hombres vestidos como policías que detuvieron su coche cuando salían de una fiesta en Río de Janeiro, dijo el domingo pasado un portavoz del Comité Olímpico de Estados Unidos, Patrick Sandusky.

“Cuatro integrantes del equipo olímpico de natación estadounidense (Gunnar Bentz, Jack Conger, Jimmy Feigen y Ryan Lochte) partieron de la Casa Francia en horas de la mañana del domingo en un taxi, en dirección a la Villa Olímpica. Su taxi fue detenido por individuos que se hacían pasar por policías armados que les pidieron dinero y otras pertenencias personales”, dijo el portavoz.

El Comité Olímpico estadounidense precisó que los cuatro nadadores están bien y cooperan con las autoridades.

“Quiero agradecer a mi familia, amigos y fanáticos por el abrumador apoyo que recibí hoy. Si bien es cierto que mis compañeros y yo fuimos víctimas de un robo el domingo de madrugada, lo que más importa es que estamos bien (...). Espero poder llegar a casa para comenzar a trazar el mapa del futuro con un ojo en representar al equipo de Estados Unidos en los Juegos de Tokio”, publicó Lochte en su cuenta en Twitter.

La Policía civil de Río de Janeiro dijo a la AFP que “están en marcha investigaciones para indagar el robo sufrido por nadadores del equipo olímpico estadounidense de natación”.

Río enfrenta niveles crónicos de inseguridad y violencia urbana alimentados por el narcotráfico y la pobreza de gran parte de sus habitantes. Un promedio de casi cinco personas por día tienen muertes violentas en la ciudad. Agresiones y robos violentos son moneda corriente.

Las autoridades han movilizado a 85,000 policías y militares para trabajar en la seguridad de los Juegos de Río, el doble que en Londres-2012.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus