•   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El nicaragüense Erick Rodríguez, un atleta aficionado que durante varios meses al año no puede entrenar por trabajar en un cafetal, quedó eliminado en los Juegos Olímpicos de Rio este martes en la primera ronda de los 1.500 metros.

Con su adiós, Nicaragua perdió a su único representante en el atletismo de Rio 2016.

Hace un año, en el Mundial de Pekín, Erick Rodríguez había acudido también en representación del país centroamericano, pero entonces pudo al menos batir un récord nacional (3:49.64).

Esta vez no logró ninguna plusmarca y terminó su kilómetro y medio en 4:00.30, quedando último en su serie.

"No di lo que tenía esperado. Hay que seguir preparándose y seguir adelante. Me sentí muy cansado, como muy cargado", afirmó a la AFP tras su serie.

Erick Rodríguez, de 26 años, relató también las complicadas condiciones de entrenamiento que tiene.

Vive en una zona rural en el departamento de Jinotega en la que no hay ningún estadio cerca, por lo que tiene que entrenar por su cuenta en la calle, con toda la dificultad que ello supone para establecer marcas o contar con tiempos de referencia.

Durante gran parte del año, además tiene que dejar el atletismo para dedicarse a la temporada del café.

"De septiembre a febrero me retiro de entrenar para ir a trabajar a una finca cafetalera. Los otros meses sí puedo entrenar, pero también trabajo, supervisando fincas cafetaleras. Cuando trabajo no me queda tiempo y me pierdo completamente en el atletismo. Cuando vuelvo es como si tuviera que empezar de cero", contó.

En los meses del año que sí puede compaginar trabajo y atletismo, sale a correr a las 05h00 de la mañana, durante una hora y medio, y luego después de comer, de 15h30 a 17h00.

En su pueblo, muchos no entienden esa pasión por correr.

"Mucha gente no entiende el atletismo, no entienden lo que hago y por qué lo hago", se lamenta.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus