•   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los ojos llorosos de Paola Espinosa revelan una mezcla de tristeza, rabia y frustración. Doce puntos la apartaron del podio de clavados desde la plataforma en los Juegos Olímpicos.

La mexicana de 30 años se vino de menos a más: avanzó a la final en la raya y después de un primer salto regular, 66 puntos, se fue hacia arriba con 75,9 en el segundo, 81,6 en los dos siguientes y 72 en el último. Total: 377,10 puntos, que sólo le dan el amargo cuarto lugar.

"Me da coraje, me siento feo porque de verdad me esforcé muchísimo, trabajé mucho, entrené cada día para lograrlo y la verdad me quedé a nada (...). Estoy contenta porque creo que hice una gran competencia, pero también muy triste porque me quedé muy cerca", expresó después en la zona mixta.

La china Ren Qian, de tan sólo 15 años, se llevó el oro con 439,25 puntos, escoltada por su compatriota Si Yajie, de 17.

El desempeño de estas jóvenes clavadistas ya pronosticaba el dominio chino en la competencia, pero el bronce era posible para Espinosa, que ya tiene dos medallas olímpicas.

Pero al final fue la canadiense Meaghan Benfeito la que entró.

"Tengo coraje porque normalmente no me fijo en las calificaciones, ni en los clavados que hacen las demás, y ahora sí, no sé por qué te obligan a ver el último clavado, y vi que le dieron [a Benfeito] las mismas calificaciones cuando yo lo hice mejor...", lanzó.

"Fue difícil, muy complicado, hubo tres mejores que yo y bueno...", perdió, dijo después resignada con su diploma olímpico.

Fracasos

Espinosa fue bronce en Pekín-2008 y plata en Londres-2012 en saltos sincronizados desde la plataforma.

Compitió con la joven Alejandra Orozco hace cuatro años por el podio, pero este año quedaron fuera en la final sincronizada. Terminaron sextas.

Orozco (19 años) ni siquiera clasificó a la semi de la prueba individual.

México, una potencia latinoamericana en clavados con 13 medallas en su historia, ha tenido desempeño muy discreto en Rio-2016. Entre los fracasos más recientes se cuenta también el de Rommel Pacheco, que quedó fuera del podio en trampolín de 3 metros, después de avanzar segundo a la final.

Ya había fracasado en dupla con Jahir Ocampo, y antes Iván García y Germán Sánchez en la prueba sincronizada desde la plataforma.

García y Sánchez buscarán ahora un lugar en el podio en las pruebas individuales. Pero los tres boletos están a un precio muy alto.

El estadounidense David Boudia buscará revalidar el título que le ganó en Londres al chino Qiu Bo, que ha ganado los últimos tres Mundial y buscará quedarse con el oro en Rio.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus