•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El cubano Julio La Cruz se coronó campeón olímpico y medalla de oro de la división de 81 kilos del boxeo de Río-2016, al derrotar ayer en la final al kazajo Adilbek Niyazymbetov por decisión unánime (3-0).

La Cruz le dio a la armada cubana de boxeo su primera medalla de oro de estas Olimpiadas, en los que siete de sus 10 púgiles fueron eliminados en rondas previas.

Niyazymbetov se quedó con la medalla de plata y los bronces fueron para el francés Mathieu Bauderlique, eliminado por La Cruz en semifinales, y el británico Joshua Buatsi.

La Cruz dominó con soltura los dos primeros asaltos y en el tercero se dedicó a pelear a distancia, corriendo el ring, lo que no gustó mucho al público y a los jueces, que le dieron el tramo al kazajo. Las votaciones finales en las tres tarjetas fueron de 29-28 para el cubano.

Contento

“Yo salí a hacer mi pelea. No me importa mucho si gustó o no, pero el boxeo no es solo fajarse a los golpes. Hay que usar la cabeza”, explicó el boxeador cubano. ‘La Sombra’ La Cruz, que en los Olímpicos de Londres-2012 quedó eliminado en cuartos de final, corona cuatro años después un rico palmarés, que incluyó el título del Campeonato del Mundo en Doha, Catar.

“De aquel boxeador de Londres a este de Río hay cuatro años de experiencia y madurez.

Ahora me considero un boxeador más hecho, capaz de derrotar a cualquiera”, enfatizó el cubano. La medalla de oro de Julio La Cruz es la número 35 que gana el boxeo cubano en Juegos Olímpicos, y primera en la historia de la difícil división de los 81 kilogramos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus