•   Brasilia, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente interino de Brasil, Michel Temer, consideró este martes que los Juegos de Rio fueron un "éxito absoluto" y llamó a replicar los valores olímpicos para superar la crisis que atraviesa el país.

Tras sacudirse la resaca del megaevento deportivo, Brasil enfrenta ahora la dura realidad: muchas cuentas a pagar en medio de una fuerte recesión y el desenlace del proceso de destitución de su presidenta Dilma Rousseff.

"Brasil realizó un evento extraordinario y esa obra es toda del pueblo brasileño", escribió Temer en un mensaje publicado en el portal de la Presidencia.

El mandatario, que sustituyó a Rousseff en mayo cuando ella fue suspendida para ser sometida a juicio, prometió en su comunicado concentrar los esfuerzos para "reconquistar" la reputación internacional de Brasil.

"Vamos a trabajar para superar todos los desafíos y límites impuestos en los últimos años. Tenemos una sola certeza: venceremos", afirmó Temer, que fue abucheado al participar de la ceremonia de apertura de los Juegos en el estadio Maracaná y decidió no acudir al cierre el pasado domingo.

El mandatario repasó las victorias deportivas de Brasil, que con 19 medallas tuvo su mejor actuación en la historia de los Juegos, celebró el éxito del operativo de seguridad, así como el funcionamiento del transporte público y de las instalaciones olímpicas.

Temer elogió separadamente a la selección de fútbol, que conquistó el oro olímpico por primera vez, con "un equipo que se superó, que pasó del descrédito al Olimpo abriendo un camino que Brasil debe seguir también en otros campos".

La mayoría de los brasileños ha quedado orgullosa de la imagen que el país mostró al mundo, pero también cree que las Olimpíadas hicieron más daño que bien, señaló un sondeo del instituto Ibope difundido el domingo.

Este país con inmensas desigualdades sociales padece desempleo récord, una inflación que duplica la meta oficial y la peor recesión en casi un siglo.

Este jueves, el Senado inicia los debates para ver si destituye definitivamente a Rousseff por haber manejado irregularmente las cuentas públicas, desenlace que acabaría con el ciclo de 13 años de la izquierda en el poder.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus