•   Houston, EE.UU  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El alero estrella Kevin Durant, que conquistó con el equipo de Estados Unidos la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, reconoció que su participación le había sido de gran ayuda a la hora de superar la situación creada con su marcha de los Thunder de Oklahoma City.

Durant a través de la página de internet "The Vertical" explicó que la experiencia de estar con el equipo nacional fue el escape que necesitaba tras las duras críticas recibidas por el fichaje como agente libre con los Warriors de Golden State.

El nuevo jugador de los Warriors fue la figura del partido de la final que Estados Unidos ganó por 96-66 a Serbia al anotar 30 puntos y que les permitió conseguir por tercera vez consecutiva la medalla de oro.

La figura de Durant brilló de manera especial en Río de Janeiro lo que le hizo pasar de villano a héroe dentro del equipo nacional junto a su amigo el veterano alero Carmelo Anthony, capitán, que hizo historia al ser el único que ha ganado tres medallas de oro y ha participado en cuatro Olimpiadas consecutivas.

Precisamente fue la experiencia una de las claves en el triunfo de Estados Unidos que no brilló, pero encontró siempre el camino de ser en el campo el mejor ante el resto de equipos de todo el mundo, incluido el de España que estuvo a punto de conseguir la victoria en semifinales y fue el que más oposición le hizo.

"Ha sido una terapia para mí tras el gran cambio que decidí en mi vida", declaró Durant. "La vida se me hizo más fácil... Aunque sabía lo que me esperaba con mi decisión".

Durant dijo que dentro del equipo nacional todo fue diferente dado que al llegar se encontró con un ambiente de aceptación completa.

"La única preocupación que había aquí era la de ser todos amigos y apoyarnos, y eso era lo que realmente necesitaba", subrayó Durant.

Por su parte, el director ejecutivo de la USA Basketball, Jerry Colangelo, estuvo de acuerdo con Durant, que su participación le generó la distracción que necesitaba su mente después que el pasado junio firmó un contrato con los Warriors un contrato por dos años y 54,3 millones de dólares.

Durant reiteró que no podía permitir que nadie le quitase su derecho a divertirse y ser el mismo.

Además reconoció la gran ayuda que recibió todos los días de su exentrenador asistente con los Thuner, Monty Williams, miembro del equipo técnico del equipo nacional que le recordaba no dejarse influir por nadie y mucho menos quitarle el derecho a disfrutar.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus