15 de junio de 2011 | 00:00:00

Causas y efectos de la escasez de alimentos

Israel Benavides Cerros. | Opinión



comentar

Noticias eMail

Reciba gratis el informe de las principales noticias en su correo electrónico

Ph.D*

Una de las amenazas más peligrosas que enfrenta la humanidad, pero sobre todo los habitantes  de los países pobres, es la escasez de alimentos y su tendencia inflacionaria, producto de una serie de eventos económicos,  medioambientales y políticos que sugieren una transformación en la estructura de la oferta y demanda global de alimentos, por lo que la escasez de alimentos y la escalada alcista de sus precios no es coyuntural, sino duradera. ¿Cuáles son las causas y efectos de este fenómeno?

En primer lugar, la orientación del modelo de desarrollo hacia fuera desatendió al sector  productivo rural organizando la producción hacia el mercado mundial y como consecuencia desincentivando la producción de alimentos, al mismo tiempo que este tipo de políticas se aplicaba en todo el mundo subdesarrollado.

La falta  de políticas agropecuarias ha repercutido negativamente  por medio de cuatro conductos fundamentales: la ausencia casi total de transferencia tecnológica al sector agrícola en los países pobres, falta de formación técnica de los pequeños y medianos productores, ausencia de crédito agrícola y la discriminación de los productos agrícolas en el mercado mundial trajo como consecuencia una disminución de la producción y la productividad global de alimentos en el mundo.

Se puede asegurar que lo anterior, más que una eventualidad, ha sido parte de una política sistemática de los gobiernos  embelesados por políticas globales de organismos como la Organización Mundial del Comercio (OMC) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), que organizan la producción y el comercio global de bienes y servicios estandarizados bajo el acertijo de la competitividad, lo que no es competitivo no aporta al capital y si no aporta al capital no aporta al mercado , si no aporta al mercado se debe desestimar.

En segundo lugar, la agricultura se ve afectada por los fenómenos del niño y la niña que por un lado generan exceso de calor, incendios y otros fenómenos asociados a la sequía  en regiones del pacífico asiático y Australia en tiempos que deberían producirse precipitaciones normales, mientras tanto en la región de América ocurre lo contrario, este fenómeno tiene graves repercusiones en las actividades económicas, sobre todo en las actividades primarias, que por lo general afectan más a los países subdesarrollados donde esta constituye la base de la economía.

En tercer lugar, la escalada alcista de los precios del petróleo a nivel internacional contribuyó a que algunos países cuya base es la agricultura, comenzaran a producir biocombustible a partir de la caña de azúcar y el maíz, lo anterior aparentemente introdujo un cambio fundamental en la oferta y demanda mundial de alimentos  debido a la mayor producción de biocombustibles y como consecuencia de lo anterior  se reforzó  el alza en los precios de los alimentos.

En cuarto lugar, la demanda creciente de China y la India ha  provocado un aumento “significativo y duradero” de los precios del sector agropecuario. Según declara Peter Brabeck en el” Financial Times” el aumento de los precios de los alimentos no reflejan solo factores temporales sino cambios en la propia estructura de la oferta y la demanda, por lo que sus efectos no son coyunturales sino de larga duración.

La carestía de los alimentos tiene un impacto directo en la inflación general registrada sobre todo en los países de América Latina, porque el índice de precios al consumidor pondera fuertemente el costo de los alimentos. Ahora puede ocurrir que la carestía de los alimentos impulse indirectamente la inflación vía expectativas inflacionarias.

En quinto lugar, tanto los líderes Chinos como los indios parecen haber comprendido que si bien el crecimiento económico ha sido vigoroso, existe mucho malestar sobre todo en la china del campo, la llamada “China profunda y casi feudal” cuya brecha en el nivel de ingreso promedio respecto al ingreso promedio de los chinos urbanos es brutal.

Según el Global Time usando  los estándares de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) hay más de 150 millones de chinos bajo el umbral de la pobreza y la diferencia entre el ingreso anual promedio de los Chinos rurales respecto de los chinos urbanos es de una proporción de 1 por 8, frente a esta situación China se plantea  regresar al campo e impulsar políticas económicas que fomenten el desarrollo hacia dentro, con el objetivo de cerrar la brecha entre el campo y la ciudad porque si no es así podría ser una bomba de tiempo.

A partir de lo anterior podemos inferir que dado que el primer impacto de las políticas cuando de reducir la pobreza se trata es en la demanda de alimentos y otros productos básicos y si para esto China orienta su producción agropecuaria hacia la satisfacción de la demanda interna y por otro lado importa alimentos debería esperarse en los próximos años un elemento reforzador de la demanda en el mundo entero  por lo que con seguridad seguiremos pagando precios cada vez más altos por los alimentos, con consecuencias negativas para los países pobres.

Para Nicaragua tal situación se debería leer como una gran oportunidad, dada las características de la economía Nicaragüense, para eso sería imperativo una reconversión agresiva de la estructura productiva y de las capacidades productivas en un sector compuesto por mas 700 mil pequeños productores agropecuarios que operan con economías decrecientes de escala  y que necesitan aumentar la productividad promedio por manzana para satisfacer la demanda interna de alimentos y al mismo tiempo exportar alimentos a otros países.

Ello significa mejorar la productividad agrícola en las comunidades rurales pobres, ampliar la infraestructura rural y el acceso a mercados, desarrollar la capacidad de generación y diseminación de los conocimientos y transferencia tecnológica  vincular a las Universidades de perfil agropecuario con actividades de innovación y desarrollo.

*El autor es coordinador de investigación de la facultad de Administración, Comercio y Finanzas/Upoli.


Comentar este contenido




Compartir

Otras noticias en Opinión




Lo más popular



Lo más comentado

Lectores nicas prefieren la Biblia

elnuevodiario.com.ni |

¿Leen o no leen los nicaragüenses? Para responder esta pregunta M&R Consultores presentó un...

46 Comentarios

12 mil “profesionales” no se gradúan

elnuevodiario.com.ni |

En Nicaragua hay cerca de 12 mil universitarios que, aunque terminaron su plan de estudios, no cuentan con el...

36 Comentarios

Tragedia conyugal en barrio Venezuela

elnuevodiario.com.ni |

Con la sábana del lecho conyugal, Lorenzo Ernesto Almanza Zamora, de 40 años, asfixió a su mujer...

22 Comentarios

Kilómetro 4 Carretera Norte
Managua, Nicaragua
web@elnuevodiario.com.ni
Teléfono: (505) 2249-0499
PBX/Fax: (505) 2249-0700