27 de mayo de 2008 | 20:31:00

| END

Un acontecimiento científico: el lanzamiento del INBIÓN

Carlos Tünnermann Bernheim | Opinión



comentar




Noticias eMail

Reciba gratis el informe de las principales noticias en su correo electrónico

El día 22 de mayo en curso, en la sede del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), se llevó a cabo el lanzamiento del Instituto de Biotecnología de Nicaragua (INBIÓN).

Lo que resulta excepcional en la creación de este Instituto, no es únicamente el hecho de que estará dedicado a una de las ciencias que se encuentran en la vanguardia del conocimiento, como lo es la Biotecnología, sino que a su fundación han contribuido cinco instituciones de educación superior (la UPOLI, que impulsó la iniciativa, la UNA, la UNI, la UNAN-Managua y la EIAG-Rivas), el INTA, el IICA, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Recursos Forestales (MAGFOR) y la empresa farmacéutica GENERIFAR.

De esta manera, el INBIÓN nace como un esfuerzo conjunto de los tres sectores claves para el desarrollo científico-tecnológico de un país: la Academia --representada por las Universidades miembros--, el Estado y el sector productivo-empresarial. En este sentido, es un ejemplo de lo que se ha dado en llamar “el triángulo científico-tecnológico”, que recomienda la integración, para la generación y difusión de la Ciencia y la Tecnología, de los esfuerzos del gobierno, las universidades y los sectores productivos.

El INBIÓN se corresponde con los lineamientos del Consenso de Brasilia, adoptado por los países de América Latina y el Caribe en 1972, que dice: “La estrategia global de desarrollo científico y tecnológico debe procurar la vinculación y coordinación continuas de las actividades pertinentes del sector gubernamental, el sector productivo, el sector financiero y el sistema científico y tecnológico”.

Según el acta de fundación del INBIÓN, firmada por los representantes de los sectores antes mencionados la tarde del 22 de mayo, este nuevo Instituto: “surge para optimizar recursos materiales y humanos nacionales de una manera más racional y efectiva, integrando a un grupo de científicos altamente calificados dentro de los tres grupos claves (Industria, Gobierno y Academia) para impulsar el desarrollo de la Ciencia y Tecnología nicaragüense, teniendo como fin incentivar cualitativa y cuantitativamente el desarrollo socio-económico del país”.

Entre sus principales objetivos cabe mencionar los siguientes: “1. Unificar a los centros de investigación en el área de biotecnología, creando sinergia y gestando una institución de excelencia científica. 2. Incentivar el trabajo multidisciplinario, la innovación tecnológica y la vinculación entre la docencia y la Investigación-Desarrollo (I+D) en Biotecnología. 3. Presentar la idea de país en el desarrollo de la Biotecnología, incluyendo la responsabilidad social y sólidos principios éticos y morales”.

Invitado a presentar, en el acto inaugural, algunas reflexiones sobre el desarrollo científico-tecnológico de Nicaragua, me permití señalar la necesidad que tiene el país de adoptar una política de Estado lúcida, que nos permita superar el considerable atraso en el que actualmente nos encontramos, en esta variable clave para alcanzar un desarrollo humano, endógeno y sostenible.

Además, abogué por la urgencia de propiciar una progresiva toma de conciencia política del papel que pueden jugar la Ciencia y la Tecnología en el desarrollo nacional. Esta toma de conciencia política debería mover la voluntad política de los gobernantes, a reconocer la necesidad de diseñar una política de desarrollo científico tecnológico como parte importante de los planes nacionales de desarrollo, donde hasta ahora ha estado ausente. Es lo que sucedió con el Plan Nacional de Desarrollo del gobierno anterior. Ni una palabra sobre ciencia, tecnología, educación superior y cultura. Tampoco el borrador 0 del Plan Nacional de Desarrollo Humano 2008-2012 del actual gobierno incluye con claridad, la política científica y tecnológica a seguir. En cambio, nuestra vecina Costa Rica cuenta con un Plan para el desarrollo de la ciencia y la tecnología con una visión hacia el año 2050.


Advertí que no puede existir desarrollo científico-tecnológico sin mejorar la enseñanza de la ciencia en todos los niveles y modalidades del sistema educativo, comenzando por formar a los profesores en los nuevos paradigmas del aprendizaje (“aprender a aprender” y la “educación permanente”).

Entre los programas que, paulatinamente, se propone desarrollar el INBIÓN, se encuentran los siguientes: Programa Nacional de Probióticos; Programa de Secuenciación y Genómica Nicaragüense; Programa Nacional de Biotecnología Vegetal; Programa Nacional de Bioprospección; Programa Nacional de Intercambio Académico en Biotecnología; Programa de Divulgación y Educación Científica; Creación de la Revista Nicaragüense de Biotecnología (Nicaraguan Journal of Biotechnology).

La coordinación del INBIÓN estará, por un año, en la Universidad Politécnica de Nicaragua (UPOLI).


Managua, mayo de 2008.

Comentar este contenido




imprimir comentar

Compartir

Otras noticias en Opinión




Lo más popular



Lo más comentado

Capturas y desapariciones en el Norte

elnuevodiario.com.ni |

La entrada a la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ, conocida como “El Chipote”, este martes fue...

22 Comentarios

Nicas tras el “sueño panameño”

elnuevodiario.com.ni |

Katiuska Medina es una entre muchos nicaragüenses sin empleo. Para ella el miércoles empezó a las...

18 Comentarios

Encapuchados se llevan casi C$300,000

elnuevodiario.com.ni |

Dos trabajadores de una empresa de repuestos fueron interceptados la mañana de ayer en un sector de Linda...

13 Comentarios

Kilómetro 4 Carretera Norte
Managua, Nicaragua
web@elnuevodiario.com.ni
Teléfono: (505) 2249-0499
PBX/Fax: (505) 2249-0700