24 de julio de 2008 | 21:26:00

| END

En la educación coexisten aspectos negativos y positivos

Juan B. Arrien | Opinión



comentar




Noticias eMail

Reciba gratis el informe de las principales noticias en su correo electrónico

Ph.D.

Es natural y también necesario que en el proceso de desarrollo de un país, en la dinámica de la democracia, se manifiesten y tomen fuerza desencuentros, opiniones encontradas e incluso contradicciones entre los distintos grupos sociales.

Lo preocupante es que posiciones políticas excluyentes quieran apoderarse y que de hecho atenten contra la dinámica del desarrollo y bienestar de nuestra población.

En este contexto, los distintos contendientes pueden ganar algo, pero a costa de que la gran mayoría de la población pierda demasiado.

Nicaragua está seriamente afectada por la triple crisis que recorre el mundo: la financiera, la energética y la alimentaria. Nunca antes se habían conjugado tan explosivamente los componentes de esta triple crisis, que venía incubando desde hace años el modelo neoliberal.

Los efectos de esta triple crisis se hacen muy sensibles en nuestra población, pero además abonan mayores cuotas de desencuentros y de posiciones cada vez más distanciadas y ásperas en los distintos grupos de la población.

Esta realidad deriva en descalificaciones y enfrentamientos, que nos convierten poco a poco más en enemigos que en ciudadanos, lo que hace que visualicemos en el otro sólo lo negativo, aceptando de antemano que carece de cualquier aspecto positivo. Poco a poco estamos construyendo entre todos una incipiente estrategia de rechazo y de exclusión cultural.

En estas circunstancias es cuando es necesario apelar a la serenidad de los espíritus, a la reflexión y a una mirada de país, lo cual en manera alguna supone renunciar a los principios que a cada quien mueven, su compromiso con el país y su población.

La actitud de conflicto se observa unas veces oculto y otras veces visible, en los diversos sectores y grupos de la sociedad, y no se escape de ella la educación.

Un día nos sacude el título de un medio: “La Unesco nos pone como últimos en educación”, título que rápidamente atraviesa el territorio nacional y se repite en otros noticieros, de tal forma que la gente asume que nuestra educación básica y media es un desastre. Es cierto que no estamos bien, que tenemos muchas limitaciones en cobertura, calidad, infraestructura escolar, en textos y materiales educativos, en las condiciones de trabajo y salario del magisterio, en recursos financieros, etc.; son retos casi permanentes que enfrentan también nuestros países vecinos, aunque en proporciones diferentes. Lo importante es que a la par de las limitaciones, cada país está sacando de su reserva ética y compromiso político y social lo mejor de su inteligencia, y de su capacidad para mejorar constantemente su propia educación, lo que sólo se dará cuando esta mejoría tome vida práctica en cada escuela y centro educativo del país.

Nuestro país está haciendo lo suyo con visión, dedicación y esfuerzo sostenido, tomando decisiones y activando mecanismos apropiados que están moviendo la educación hacia mejoras necesarias a corto y mediano plazo. Una mirada serena sobre este proceso asegura un horizonte esperanzador. En lo personal siempre miro con optimismo a la educación.

En contraste con la inclinación que persiste culturalmente entre nosotros, de acentuar lo negativo, sobre todo en el contexto actual del país, existen otras instancias e incluso organizaciones internacionales que reconocen lo positivo que está realizando el Ministerio de Educación a favor de mejorar y transformar nuestra educación.

Tal es el caso de la Organización de las Américas para la Excelencia Educativa (Odaee) con la nominación del Mined al reconocimiento a la excelencia educativa de toda América en su segunda edición del “Premio Sapientiae”.

Los términos de la carta dirigida con fecha 7 de julio al Ministro de Educación, Prof. Miguel De Castilla, por el Presidente de Odaee, Dr. Carlos Urbano Katayama, evidencian el significado y la calidad de la nominación a este reconocimiento. Cito: “Sea propicia la oportunidad para presentarle nuestra mayor consideración y hacer de su conocimiento que por común acuerdo de nuestros Directores Fundadores, Directores Internacionales y Representantes de las instituciones colaboradores de Odaee, las instituciones colaboradores Odaee, la institución que Ud. dirige ha sido NOMINADA por segunda vez consecutiva para recibir el máximo Reconocimiento a la Excelencia Educativa de toda América en su SEGUNDA EDICIÓN”. “Su reconocida institución ha sido nominada para recibir este magno reconocimiento en virtud a sus grandes logros y la sobresaliente gestión que Ud., como máximo representante, aplica diariamente en todos los niveles administrativos y académicos”.

Esperemos el 21 de diciembre, fecha en que se otorgará en Brasil el mencionado premio.

De todas formas esta nominación nos demuestra que también existen ojos y criterios autorizados para ver y valorar lo positivo que se impulsa en la educación básica y media de Nicaragua.


Lo importante es que todos aprendamos de lo negativo de la educación para superarlo, y que aprovechemos lo positivo para consolidarlo y mejorarlo.


Ideuca.

Comentar este contenido




imprimir comentar

Buscar en este sitio:
Compartir

Otras noticias en Opinión




Lo más popular



Lo más comentado

Prisión preventiva para femicida de estadounidense

elnuevodiario.com.ni |

Por la presunta autoría de los delitos de robo agravado, violación y femicidio la Fiscalía...

20 Comentarios

Casa Blanca sin comentarios sobre “deportación” de Justin Bieber

elnuevodiario.com.ni |

La estrella canadiense del pop Justin Bieber ha tenido problemas con la ley recientemente, pero la Casa Blanca no...

7 Comentarios

Suspenden clases en Managua y León por una semana más

elnuevodiario.com.ni |

El Ministerio de Educación ha suspendido las clases por una semana más en León y Managua como...

6 Comentarios

Kilómetro 4 Carretera Norte
Managua, Nicaragua
web@elnuevodiario.com.ni
Teléfono: (505) 2249-0499
PBX/Fax: (505) 2249-0700