9 de marzo de 2012 | 00:00:00

Casas de tierra

Guillermo Areas Cabrera | Opinión



comentar




Noticias eMail

Reciba gratis el informe de las principales noticias en su correo electrónico

En el diario La Prensa del 4/03/12 se publica un artículo acerca de “Los secretos del adobe”, indicando sus beneficios y su alternativa como material de bajo costo para construcción de viviendas para la población de escasos recursos.

Viví en León en una casa con paredes de adobe de un metro de espesor y en 1966 durante mis estudios en Phoenix, Arizona, llamaron mi atención pequeños repartos de clase pudiente (casas a todo meter) construidos de adobe, no por economía, y sí por las ventajas que este material representa contra el calor durante el día y las noches frías del desierto.

Eran casas hechas con bloques de adobe prensados en una prensa manual similar a una de hacer bloques. Los bloques eran de pura tierra de 14 x 12 x 2 pulgadas, con un agujero en el centro y después de secados al sol eran usados para hacer las paredes insertándolos uno encima de otro en una varilla de hierro de construcción de una pulgada que salía de los cimientos.

En la casa que arrendaba el Dr. Mario Alonso en uno de los mejores repartos de Ciudad  México, cuando fue representante del IFC para dicho país, gran parte de las paredes eran construidas con adobe y las calles adoquinadas con adoquines de barro cocido.

La construcción de adobe se ha vuelto popular en el sur-oeste de los USA en repartos de ricos, pobres, edificios y proyectos populares de viviendas gubernamentales. El Northern New México College tiene un curso de un año (Adobe Construccion Program) para obtener un Certificado de Maestro en Construcción de Adobe y por todo el sur-oeste existen escuelas impartiendo cursos intensivos de una semana sobre cómo construir con adobe.

La técnica ha mejorado considerablemente y hoy día los bloques de adobe son hechos en prensas hidráulicas hasta de 60 toneladas de presión que producen hasta 450 y más bloques por hora. Los bloques salen de la prensa y dada la presión son totalmente sólidos; son colocados húmedos directamente en las paredes y se entrelazan (interlock system) unos con los otros, además van insertados todavía húmedos sobre la varilla de hierro que sale de los cimientos. Inclusive hay bloques con curvatura de 90 grados, especialmente fabricados para ser colocados en las esquinas de las casas. Lo único que llevan extra los bloques es un estabilizador de tierra que los protege contra el agua y el desgaste. Quienes no usan estabilizador, protegen las paredes con una capa de impermeabilizante.

A inicios del gobierno de don Enrique Bolaños le propuse a uno de sus funcionarios conseguir con el USA AID o México que nos donaran bloqueras para construir bloques de adobe con capacidad de 450 bloques por hora. Tenían en esa época un costo aproximado de US $ 3500.00 dolares cada bloquera, y la idea era instalar una en cada municipio del país, producir bloques y construir casas para los pobres con participación de la comunidad, de manera que el colectivo contribuyera activamente en la calidad y definición de su propia vivienda  a través de un sistema de organización comunal, con comités de vivienda en cada comunidad y la formación de cuadrillas de trabajadores y a la vez beneficiarios de las viviendas que ellos mismos construirían con la dirección de maestros de obras entrenados para ese fin.

El gobierno pone la bloquera, la Alcaldía el combustible y cada comunidad su trabajo para construir los bloques y sus viviendas. Gustó el proyecto, pero quizás, como no había beneficios personales, nadie se interesó ni siquiera en pedir una bloquera y hacer el experimento.

Las bloqueras de adobe son portátiles, de diesel, gasolina o eléctricas; montadas sobre un tráiler para ser trasladadas de comarca en comarca, y consisten en una tolva donde se pone la tierra con el agua deseada, se mezcla y la bloquera produce bloques de adobe totalmente sólidos.

Continúo pensando que es una brillante idea que debería ser desarrollada por este gobierno que parece tener un poco más de sensibilidad social, aunque le llamemos populismo, que los anteriores. Vale la pena hacer la prueba. Tienen a la orden todas las investigaciones mías al respecto de quien fabrica bloqueras de adobe, estabilizadores de tierra, pisos de adobe,  procesos de construcción etc.. etc.

“Tierra somos y en tierra nos convertiremos”.

* El autor es abogado.
gareas@cablenet.com.ni


Comentar este contenido




imprimir comentar

Compartir

Otras noticias en Opinión




Lo más popular



Lo más comentado

Capturas y desapariciones en el Norte

elnuevodiario.com.ni |

La entrada a la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ, conocida como “El Chipote”, este martes fue...

23 Comentarios

Encapuchados se llevan casi C$300,000

elnuevodiario.com.ni |

Dos trabajadores de una empresa de repuestos fueron interceptados la mañana de ayer en un sector de Linda...

13 Comentarios

Toc-Toc! ¿Quién es? La barbarie sionista!

elnuevodiario.com.ni |

Parte de la estrategia norteamericana para este siglo, se puede determinar por la capacidad de los alcances de su...

11 Comentarios

Kilómetro 4 Carretera Norte
Managua, Nicaragua
web@elnuevodiario.com.ni
Teléfono: (505) 2249-0499
PBX/Fax: (505) 2249-0700