•  |
  •  |

En la Cumbre de las Américas, que tuvo lugar del 14 al 16 de abril en Cartagena, (Colombia), Estados Unidos y nuestros socios del hemisferio alcanzamos acuerdos en mucho más de lo que los medios han informado. Como reflejo de las asociaciones pragmáticas y de igualdad que han caracterizado a la política de la administración Obama en el Hemisferio Occidental, los líderes convinieron en medidas concretas para hacer frente a algunos de los desafíos más importantes que afrontamos.

Inauguramos varias iniciativas regionales centradas en las oportunidades educativas, la interconexión y el acceso a la electricidad, el mayor acceso a banda ancha y la competitividad económica, todo lo cual beneficiará a los ciudadanos del hemisferio durante décadas futuras.

El presidente Obama reiteró también el compromiso de Estados Unidos con las iniciativas de seguridad bilateral y regional que contribuyen a brindar  mayor seguridad en la vida cotidiana de las personas de todo el hemisferio. La mayoría de los líderes de las Américas acudieron a Cartagena centrados en esta agenda de futuro para el siglo XXI, y Estados Unidos mostró una abierta disposición a trabajar en alianza con todos.

Cumpliendo con el lema de la cumbre: “Conectando las Américas: Socios para la Prosperidad”, el presidente Obama promovió su meta de “100,000 en las Américas”, dirigida a fortalecer los intercambios educativos en la región para ayudar a la próxima generación de jóvenes líderes a comprenderse mejor entre sí y a formar una fuerza laboral capaz de encarar los desafíos de los años venideros. Tenemos alianzas con universidades, el sector privado y con algunos gobiernos de la región para apoyar más intercambios educativos y profundizar los lazos entre nuestros países. Junto con la Secretaria de Estado, Hillary Clinton y el director ejecutivo de AES Corporation, el Gobierno de Colombia inauguró una importante iniciativa denominada “Conectando las Américas 2022” la cual en la próxima década brindará acceso a  electricidad segura, limpia y costeable para los 31 millones de ciudadanos de la región que carecen de ella.

Este proyecto lleva un paso adelante la Asociación de Energía y Clima de las Américas, ECPA, que el presidente Obama estableció en 2009, y sentara las bases para reforzar los esfuerzos  regionales y binacionales tendentes a llevar la electricidad a todas las partes del hemisferio.

De igual manera, muchos países, entre ellos Argentina y Brasil, empeñaron esfuerzos al logro de un objetivo de  la Cumbre, dirigido a ampliar las redes de telecomunicaciones en toda la región, especialmente en zonas remotas. Para aunar a dichos esfuerzos, el presidente Obama propuso una Asociación de Banda Ancha de las Américas, la cual promueve el acceso universal a las comunicaciones y tecnologías de banda ancha que mejorarán el espíritu competitivo de nuestra región y promoverán la inclusión social.

El presidente Obama inauguró también la Red de Pequeñas Empresas de las Américas, que une a  2,000 centros de desarrollo de pequeñas empresas con unos dos millones de clientes a los que brindan servicio. Dichos centros ayudan a los empresarios a hacer sus sueños realidad y a crear puestos de empleo en Estados Unidos y a lo largo de  la región. Esta nueva iniciativa permitirá que las pequeñas empresas aprovechen las oportunidades del mundo globalizado de igual forma que  los exportadores más grandes de Estados Unidos, Asia y Europa.

Para garantizar que el crecimiento económico sea inclusivo, la Secretaria  Clinton inauguró “WEAmericas”, una innovadora colaboración público-privada que proporciona a las mujeres empresarias acceso a una mejor capacitación en las prácticas comerciales básicas, así como a un mayor acceso a los mercados y al financiamiento.

Huelga decir que también hubo en la Cumbre verdaderos debates. Uno de ellos fue en torno a si  Cuba debería ser invitada a futuras Cumbres. Estados Unidos anticipa con interés el día en que un líder libremente elegido por el pueblo cubano pueda participar en la Cumbre de las Américas. Mediante la adopción de la Carta Democrática Interamericana de 2001, los países instrumentaron un  compromiso regional sin precedentes para proteger y promover la democracia.

Estados Unidos cree aún que  ese compromiso se aplica a todos los países de las Américas y que ello debe reflejarse en la reunión más relevante de la región: la Cumbre de las Américas. La Cumbre dio muestras de  un consenso extraordinario con respecto a la importancia de incrementar la competitividad económica, la equidad social y la integración energética,  todos de suma importancia para la vida de los casi 1,000 millones de ciudadanos del hemisferio. Es en ese espíritu que la administración Obama continuará trabajando con nuestros socios de las Américas para lograr mayor prosperidad, seguridad y oportunidades para todos nuestros ciudadanos.

* Secretaria de Estado Adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus