27 de agosto de 2008 | 21:03:00

| END

Aplican restricciones

Arnulfo Urrutia M. | Opinión



comentar

Noticias eMail

Reciba gratis el informe de las principales noticias en su correo electrónico

“Compre uno y llévese el otro a mitad de precio. Rebajas hasta de un 50%; sin prima ni fiador. Viaje hoy y pague después”. Desde tiempos remotos hemos leído o escuchado, anuncios y pregones, en los que se promocionan diversos productos o servicios, lo cual no es nada extraño. Éste es un recurso utilizado por las empresas o negocios para estimular sus ventas o captar nuevos segmentos de mercado. Pero de un tiempo para acá, hemos notado que a menudo tales promociones llevan la frase “Aplican restricciones”, la cual se nos ha vuelto tan conocida como el catarro.

Se puede leer en letra menuda, o escuchar con gran esfuerzo en diversos anuncios publicitarios, pero la frasecita se nos aparece donde menos la esperamos. “Aplican restricciones”. Pero, el asunto no para ahí; saber cuáles son y su vigencia, es otro asunto. Casi una tarea de propia de los investigadores de la serie Expedientes X, o del nunca olvidado, Sherlock Holmes.

“Compre un boleto a China por sólo 500 dólares”, se podría leer o escuchar en uno de esos anuncios. Muy emocionadas las personas comprarían los boletos sin leer la letra menuda, y al momento de querer viajar caerían en cuenta que: no pude llevar ni una sola maleta; tiene que sentarse en un pategallina en medio del pasillo, sólo podrá viajar el día que la línea aérea tenga disponibilidad; utilizar el baño le costará veinte dólares y en caso de emergencia, por viajar en promoción, serán los últimos en abandonar el avión. Y ojo, muy seguramente al reclamar por tan insólitas medidas, un representante de la línea aérea le recordará: “Aplicaban restricciones”. ¿No leyó bien nuestra promoción?
Igual puede ocurrir, cuando anuncian vender una cocina industrial de cuatro quemadores en un mil córdobas. Las restricciones podrían ser: el único color que puede llevar es el verde chocoyo; el horno se compra aparte; usted tendrá que cargarla desde la bodega hasta su casa; si se atrasa un día en el abono perderá todo lo que ha pagado…
Es pura especulación lo que este señor escribe, podrán pensar algunos de ustedes, pero si bien es cierto, que son ejemplos ficticios, no menos cierto es que la palabrita esa de, “Aplican restricciones”, puede ser toda una caja de sorpresas. De hecho, muchas personas se han llevado tremendas desilusiones con la mencionada advertencia.

Entre el 11 y el 15 de agosto, llamamos a 16 empresas que anunciaron promociones en los dos diarios de circulación nacional, con la intención de saber cuáles eran las restricciones a las que se referían los textos de sus promociones. Los resultados fueron los siguientes:
Muchos de los vendedores no sabían a qué se refería tal frase y hubo que insistir para que alguien nos diera alguna información. El 25 % dijo que se refería a que el precio no incluía el IVA. Otro 25% dijo que no aplicaba a todos los productos de la fotografía, aunque el anuncio diera esa impresión. El otro 50% dio razones diversas, que no detallaban para hacer más atractivo el anzuelo promocional. Pero en honor a la verdad, en una de ellas nos explicaron que tenían otras seis promociones vigentes, razón por la cual la del anuncio, es decir, la número 7, no aplicaba. Casi que había que tomar un curso de “Promocionología” para saber cómo beneficiarse con ellas. Y finalmente lo más interesante del caso, en una de las empresas alguien nos contestó: “No tenemos restricciones, pero ponemos esa frase para llenar el espacio del anuncio”.

Todo esto puede parecer chistoso, pero es algo muy serio. Ante este escudo protector infinito e insólito, cualquier reclamo del consumidor cae en el vacío. No hay límite ni defensa posible. “Aplican restricciones” puede interpretarse de cualquier manera. Hasta pueden decirte que una de las restricciones es que no se puede reclamar.

La Dirección de Defensa del Consumidor debería tomar cartas en el asunto y pedir a las empresas que sean más claras en sus promociones, lo cual es algo que la ley contempla, además que muchos de esos anuncios pueden ser catalogados como publicidad engañosa.

Y usted amiga consumidora y amigo consumidor, no deje que le pongan restricciones, exija transparencia. Cuando lea o escuche “Aplican restricciones”, tenga mucho cuidado con tales promociones.

Chiquilistagua.

Comentar este contenido




Compartir

Otras noticias en Opinión




Lo más popular



Lo más comentado

“Ser gay es el mejor regalo que Dios me ha dado”

elnuevodiario.com.ni |

El consejero ejecutivo de Apple ha salido del armario. A pesar de que la sexualidad de Tim Cook era conocida y...

49 Comentarios

Velocidad y alcohol acaban con tres vidas

elnuevodiario.com.ni |

Exceso de velocidad y estado de ebriedad fueron las principales causas de un accidente que dejó tres muertos y...

23 Comentarios

Jueza admite acusación contra atacante de bebé

elnuevodiario.com.ni |

La jueza suplente Local Penal de Rivas, Lidia Marbely Hernández, admitió la acusación que por...

22 Comentarios

Kilómetro 4 Carretera Norte
Managua, Nicaragua
web@elnuevodiario.com.ni
Teléfono: (505) 2249-0499
PBX/Fax: (505) 2249-0700