27 de noviembre de 2007 | 04:00:00

Lo que la Iglesia Católica rechaza es el "Aborto Directo"

Por Mons. Thomas J. Gumbleton* | Opinión



comentar

Noticias eMail

Reciba gratis el informe de las principales noticias en su correo electrónico

La Iglesia Católica rechaza el aborto directo. No condena procedimientos médicos que son necesarios para salvar la vida de la madre y que, indirectamente, como efecto secundario y no buscado, resulten en la muerte del feto

La doctrina papal

En su encíclica Evangelium Vitae (25 de marzo de 1995), Su Santidad Juan Pablo II resumió la doctrina católica tradicional sobre el "aborto directo": "confirmo que la eliminación directa y voluntaria de un ser humano inocente es siempre gravemente inmoral" (#57). En la encíclica el papa repite tres veces más esta expresión -"eliminación directa", en algunos lugares, añadiendo "deliberada" o "voluntaria".

En el #62 Juan Pablo II dice: "declaro que el aborto directo, es decir, querido como fin o como medio, es siempre un desorden moral grave, en cuanto eliminación deliberada de un ser humano inocente".
De la misma manera, el Catecismo de la Iglesia Católica enseña: "El aborto directo, es decir, querido como un fin o como un medio, es gravemente contrario a la ley moral" (#2271).

Reflexiones

Llama la atención la frecuencia con que el papa habla del "aborto directo" o la "eliminación directa" del embrión o del feto, y en algún lugar el aborto directo "querido". Estos términos son importantes en la expresión de la doctrina de la Iglesia.

Es verdad que el pontífice dice que el aborto directo, "querido como fin o como medio", es condenable. Tal vez esta frase ha ocasionado en algunos países una condena generalizada de todo "aborto terapéutico", puesto que es un "medio" para lograr un bien (salvar la vida de la madre); pero los que lleguen a esta conclusión miran solamente la frase, "querido como fin o como medio", y no examinan cuidadosamente el sujeto de la oración, "aborto directo".

En realidad, según los textos de la doctrina católica, la Iglesia no condena el aborto terapéutico sino es aborto directo. Algunos médicos y moralistas no llaman al aborto terapéutico un "aborto", puesto que es un efecto indeseado de otro procedimiento.

Aspectos técnicos

El Centro Médico de la Universidad de Maryland, en EU, ofrece este resumen del aspecto técnico del embarazo ectópico: "De no tratarse, esta condición (embarazo ectópico), puede desgarrar o romper la trompa de Falopio, la cual no está diseñada para alojar un embrión en crecimiento. El embarazo ectópico puede ocasionar hemorragia interna severa y en casos no muy frecuentes puede ser mortal. ..."

Se puede decir que el feto es sacado del lugar donde no puede desarrollarse, donde no debe estar y donde está poniendo en severo riesgo la vida de la madre. Sacado, no puede sobrevivir, pero el cirujano no lo mata directamente. La muerte es un efecto secundario del procedimiento médico.

En toda esta discusión, la cuestión clave es si el aborto es directo, o un resultado indirecto y no-buscado de una intervención médica para salvar la vida de la madre. Si se hace en busca de este fin, y si no es aborto directo, no puede ser condenado en la doctrina católica, puesto que esta habla claramente del "aborto directo" como el acto inmoral.

Por ejemplo, en el caso del embarazo ectópico (fuera del lugar) en la trompa de Falopio, si se practica una salpinguectomía total o parcial (la extracción parcial o total de las trompas de Falopio, donde está alojado el feto) para parar una hemorragia mortal y así salvar la vida de la madre, el feto no puede sobrevivir, pero la cirugía no lo mata directamente sino como efecto no deseado en sí (principio moral del doble efecto en la teología tradicional católica).

"Directivos éticos y religiosos para los hospitales católicos" de La Conferencia de Obispos Católicos de los EU.

En los EU hay cientos de hospitales católicos dirigidos por órdenes religiosas o por las diócesis. En 2001 la Conferencia de Obispos Católicos de los EU dictó un documento, Directivos Éticos y Religiosos para los Servicios Católicos de Salud, que define y explica: "El aborto - i.e., la terminación directamente buscada (querida) del embarazo antes de la viabilidad o la destrucción directamente buscada (querida) de un feto viable -- nunca se permite. Todo procedimiento cuyo único efecto inmediato es la terminación del embarazo antes de la viabilidad es un aborto...." (#45).

Procedimientos para salvar la vida de la madre claramente no tienen como su único efecto inmediato la terminación del embarazo sino la sobrevivencia de la madre.

La Conferencia Episcopal de USA agrega: "Operaciones, tratamientos y medicamentos que tienen como su propósito directo la curación de una condición patológica proporcionalmente seria de una mujer embarazada son permitidos cuando no puedan ser pospuestos con seguridad hasta que el ni o no nacido esté viable, aún si resulten en la muerte del ni o no nacido" (#47). Un ejemplo de esto sería la extracción de, o la aplicación de quimioterapia a, un útero canceroso que contiene un feto todavía inviable.

Los obispos estadounidenses reconocen la prohibición contra el aborto directo: "En el caso del embarazo extrauterino, ninguna intervención es moralmente lícita que constituya un aborto directo". Otra vez enfrentamos la necesidad de definir este término.

Salud ascensión

Salud Ascensión (Ascension Health), el sistema más grande en los EU de hospitales católicos, es dirigido y auspiciado por las siguientes congregaciones religiosas: cuatro provincias de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul, las Hermanas de San José de Nazareth, Michigan, y las Hermanas de San José de Carondelet, Missouri.

En su documento, Directivas Éticas Católicas (2001), Salud Ascensión declara: "todo aborto directamente deseado [intended] es una ofensa grave contra la vida humana... y prohibido.... Esta prohibición se aplica a todo aborto directo - que quiere decir, cualquier procedimiento cuyo propósito inmediato (como fin o como medio) es terminar el embarazo destruyendo el feto en cualquier etapa después de la concepción o expulsarlo antes de que sea viable....

"La enseñanza de la Iglesia, sin embargo, permite el aborto indirecto en esos casos en que las condiciones del doble efecto sean dadas. El aborto indirecto es un procedimiento en que la terminación del embarazo no es el propósito inmediato del procedimiento, sino meramente un 'efecto secundario' previsto y tolerado (i.e., efecto concomitante) de una intervención médica cuyo propósito inmediato es la curación de una patología seria de la mujer embarazada".

El documento presenta un ejemplo: "En el caso de una mujer embarazada que tiene un útero canceroso, la extracción del útero – aunque implica la terminación del embarazo - es permitida si la intención directa es extraer la patología (el cáncer en el útero) y si es el único medio razonable para erradicar la patología. En este caso, el aborto es indirecto y justificable según el principio del doble efecto".

En cuanto al embarazo ectópico, el documento reconoce el argumento "que, mientras la separación de un feto de su sitio normal de implantación sería un aborto directo, su separación de un sitio anormal donde constituye una patología seria constituiría solamente una destrucción indirecta del feto. En casos así ambiguos, los pacientes y los profesionales en las facilidades católicas de salud deben hacer sus propias determinaciones de acuerdo con los dictados de la certeza moral y siguiendo su conciencia. Dentro de los parámetros morales apropiados establecidos por la política del hospital, pacientes individuos y médicos deben ser apoyados en sus decisiones."

Siempre hay que tener en cuenta la conclusión de una lectura cuidadosa y detenida de los textos oficiales de la Iglesia Católica: un aborto terapéutico (para el fin de salvar la vida de la madre) no es condenado por la iglesia si no es "aborto directo".

*Obispo auxiliar (emérito) de la Arquidiócesis de Detroit (EU)

Comentar este contenido




Compartir

Otras noticias en Opinión




Lo más popular



Lo más comentado

“Yo sí me siento nica”

elnuevodiario.com.ni |

Así como no escogemos nuestro nombre al nacer, tampoco podemos decidir el lugar dónde nacer. Dicen que...

50 Comentarios

“Ser gay es el mejor regalo que Dios me ha dado”

elnuevodiario.com.ni |

El consejero ejecutivo de Apple ha salido del armario. A pesar de que la sexualidad de Tim Cook era conocida y...

47 Comentarios

Velocidad y alcohol acaban con tres vidas

elnuevodiario.com.ni |

Exceso de velocidad y estado de ebriedad fueron las principales causas de un accidente que dejó tres muertos y...

22 Comentarios

Kilómetro 4 Carretera Norte
Managua, Nicaragua
web@elnuevodiario.com.ni
Teléfono: (505) 2249-0499
PBX/Fax: (505) 2249-0700