6 de octubre de 2008 | 07:40:00

| END

El Che Guevara: apuntes sobre su pensamiento y obra

Lenin Fisher | Opinión

El Che Guevara: apuntes sobre su pensamiento y obra
Che Guevara
Comandante Che Guevara


comentar




Noticias eMail

Reciba gratis el informe de las principales noticias en su correo electrónico

El ocho de octubre próximo se conmemorará el cuadragésimo primer aniversario de la muerte heroica de Ernesto Che Guevara, símbolo del internacionalismo y de la práctica revolucionaria. Estudiar la obra teórica y el pensamiento del Che Guevara es una materia pendiente, necesaria. Sus obras escogidas reúnen, en 691 páginas, discursos y cartas desde 1957 hasta 1967, sin incluir su diario en Bolivia.

En su discurso y contrarréplica en la XIX Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en Nueva York, el 11/12/1964, señaló: “…el llamado deterioro de los términos de intercambio no es otra cosa que el intercambio desigual entre países productores de materias primas y países industriales que dominan los mercados e imponen la aparente justicia de un intercambio igual de valores”.

Previamente había dicho: “…la diferencia entre los hombres no está dada por el color de la piel, sino por las formas de propiedad de los medios de producción, por las relaciones de producción”. Parafraseó a Fidel Castro diciendo: “…todo el problema de la coexistencia entre las naciones se reducía al problema de la apropiación indebida de riquezas ajenas”. Había señalado Fidel después de su primera visita a la ONU: “cese la filosofía del despojo y cesará la filosofía de la guerra”.

Para el Che, la filosofía del despojo no había cesado, sino que se mantenía más fuerte que nunca, ejemplo de lo cual era el uso del nombre de la ONU para asesinar a Patricio Lumumba y a millares de congoleños en nombre de la defensa de la raza blanca. Bajo los auspicios de la ONU asesinaron al patriota africano, promovieron la secesión de Katanga y entregaron las riquezas del Congo a las compañías extranjeras, para lo cual paracaidistas belgas fueron transportados por aviones estadounidenses que despegaron desde bases inglesas.

En su contrarréplica a los delegados de gobiernos latinoamericanos pro-yanquis, entre ellos el de Nicaragua, a propósito de que el nicaragüense había criticado su acento cubano-argentino, apuntó: “…espero en todo caso que el representante de Nicaragua no haya encontrado acento norteamericano en mi alocución porque eso sí que sería peligroso”. Mandó al representante de la dictadura somocista “…a Puerto Cabezas --de donde creo que no negará salió parte, o gran parte, o toda la expedición de Playa Girón--”. Asimismo, lo mandó a Bluefields y Monkey Point para aclarar el extraño accidente histórico por el cual esos lugares tenían nombres en inglés, a pesar de estar en Nicaragua. Guevara agregó: “He nacido en la Argentina; no es un secreto para nadie. Soy cubano y también soy argentino y, si no se ofenden las ilustrísimas señorías de Latinoamérica, me siento tan patriota de Latinoamérica, de cualquier país de Latinoamérica, como el que más, y en el momento en que fuera necesario, estaría dispuesto a entregar mi vida por la liberación de cualquiera de los países de Latinoamérica, sin pedirle nada a nadie, sin exigir nada, sin explotar a nadie”. Y es que el Che siempre hizo suyo y citaba frecuentemente el apotegma de José Martí, de que todo hombre verdadero debe sentir en la mejilla el golpe dado a cualquier mejilla de hombre.

Durante la Conferencia del Consejo Interamericano Económico y Social de la Organización de Estados Americanos (OEA), el 8 de agosto de 1961, en Punta del Este, Uruguay, sentenció en su discurso: “El pueblo que compra manda. El pueblo que vende sirve. Hay que equilibrar el comercio para asegurar la libertad. El pueblo que quiere morir vende a un sólo pueblo, y el que quiere salvarse vende a más de uno… El pueblo que quiere ser libre, sea libre en negocios… Distribuya sus negocios entre otros países igualmente fuertes”.

Curiosamente, hizo referencia condenando, durante el discurso antes mencionado, el atentado terrorista ocurrido en los muelles de La Habana, en los primeros días de marzo de 1960, contra el barco Le Coubre, el cual traía armas y municiones desde Bélgica, y que causó la muerte de 100 personas. El Che, a los 31 años de edad, no pudo imaginarse que durante el entierro de las víctimas, el cinco de marzo, el fotógrafo Alberto Korda tomaría la foto conocida formalmente como “Guerrillero Heroico” y que se convertiría, según el Instituto de Arte de Maryland, EU, en la más famosa fotografía e icono gráfico del mundo en el siglo XX. Ésta es probablemente la imagen más reproducida en la historia; es un símbolo universal de rebeldía, en todo el amplio sentido de la palabra, y es un icono para la juventud. El Che mirando a lo lejos, con su boina negra que posee la estrella de comandante. Foto publicada siete años más tarde.

Se mofó de los técnicos muy sesudos de la OEA que opinaron que mejorar las condiciones sanitarias era deseable, sino que además, constituía un requisito esencial para crecer económicamente. El Che dijo: “…una condición colonial… se está pensando en hacer de la letrina una cosa fundamental...”. Hacerles letrinas a los indios, a los negros, para luego darles educación para que puedan mantener limpias las letrinas y hasta entonces los que viven condiciones sub-humanas gozarían de los beneficios de la producción. “Porque… el tema de la industrialización no figura en el análisis de los señores técnicos…Para los señores técnicos planificar es planificar la letrina. Lo demás, ¡quién sabe cuándo se hará!” Y preguntó: “… ¿por qué no se dan dólares para equipos, dólares para maquinarias, dólares para que nuestros países subdesarrollados, todos, puedan convertirse en países industriales, agrícolas, de una vez?”. La OEA recomendaba letrinificar América Latina cuando Cuba estaba impulsando una profunda reforma agraria y empezaba a construir 250 fábricas. Guevara llamaba de manera sarcástica, a tal absurdo, “el peligro de la letrinocracia”; para él, la base fundamental del desarrollo era la industrialización. Era el año en que EU ofrecía ayudar a través de la mal llamada Alianza para el Progreso, con 20 mil millones de dólares en diez años para Latinoamérica. Tiempo en que Cuba recibía crédito anual por 500 millones de dólares de los países socialistas (la misma cantidad que EU, daba a toda América Latina).

Y el 16 de agosto, criticaba diciendo: “… las reuniones internacionales se convierten simplemente en torneos de oratoria.” Más una directa para la OEA: “…la contradicción entre la insignificancia de los objetivos y la grandiosidad de las proclamas”,
Dejó claro que no eran los cambios monetarios los que cambiarían la estructura económica de los países, sino que el cambio en la estructura total, en las relaciones de producción, era lo que determinaría el progreso de los pueblos.

Puntualizó que el sistema interamericano crecería si se basaba en una independencia real y en la amistad entre los pueblos; pero no, si era en base a la dependencia de todos bajo la dirección y el dominio de uno. Dijo que las economías de los países de la OEA debían crecer de verdad, para consumir sus productos y no para convertirse en fuente de recursos de los monopolios norteamericanos; crecer para nosotros y no para los de afuera.

Sin duda, a 41 años de la muerte del Che, muchos elementos de su pensamiento son una enseñanza para el actual movimiento político-social de unidad latinoamericana.

Comentar este contenido




imprimir comentar

Buscar en este sitio:
Compartir

Otras noticias en Opinión




Lo más popular



Lo más comentado

Solís iniciará mañana gira por Centroamérica

elnuevodiario.com.ni |

El presidente electo de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, iniciará mañana una gira por...

26 Comentarios

Mukul entre los mejores cinco hoteles de playa del mundo

elnuevodiario.com.ni |

La respetada revista de viajes de lujo, Conde Nast Traveler, incluyó a Mukul Beach, Golf & Spa entre los...

17 Comentarios

“El vecino incómodo”

elnuevodiario.com.ni |

El recién electo presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, dijo en una entrevista de prensa que...

17 Comentarios

Kilómetro 4 Carretera Norte
Managua, Nicaragua
web@elnuevodiario.com.ni
Teléfono: (505) 2249-0499
PBX/Fax: (505) 2249-0700