Augusto Zamora R.*
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un reciente estudio de la Organización Internacional para las Migraciones aporta datos significativos sobre los últimos flujos migratorios en Europa y Latinoamérica.

El número de europeos que emigra a nuestro continente en busca de oportunidades es superior, por sexto año consecutivo, al de latinoamericanos que emigra a Europa.

Los españoles conforman el mayor grupo migratorio, con 181,166 emigrados en 2012. Ese mismo 2012 solamente 119,000 latinoamericanos ingresaron en la Unión Europea.

En los primeros años, el grueso de emigrantes eran hispano-latinoamericanos que retornaban a sus países de origen, huyendo de la atroz crisis que arrasó Europa.

Desde 2010, en cambio, el grueso de emigrantes a Latinoamérica es nativo europeo. A la emigración que sale de España se ha unido otra proveniente --toda una sorpresa-- de países como Francia y Alemania. 

Otro dato relevante del informe es que el flujo migratorio latinoamericano se ha ‘latinoamericanizado’. No busca cruzar el Atlántico, sino que busca países de la región.

En el presente, hay más emigrantes latinoamericanos residiendo en países de Latinoamérica que en todos los 28 Estados que forman la Unión Europea. 

Buena noticia para Latinoamérica, porque el dato confirma el crecimiento vigoroso de las economías latinoamericanas. Malo para la UE, porque confirma su lento declive.

Latinoamérica es continente joven. Europa, una región envejecida. Retornan los inmigrantes. Emigran sus jóvenes. Malo pinta el futuro para el viejo continente.

A menos que una nueva izquierda haga el milagro del cambio. Que necesitará de inmigrantes.

az.sinveniracuento@gmail.con

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus