Selva Rodríguez / Especialista del BID
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ya hemos hablado anteriormente de la Era de las Colaboración y cómo el acceso a información está cambiando la vida de los ciudadanos globalmente. Nuestra región no se queda atrás en este proceso dinámico de permanente cambio y movimiento. Asimismo las instituciones y modelos de gobierno se acoplan a cumplir con las demandas de estos ciudadanos cada día más informados e involucrados.

El incremento masivo de información disponible en la red y la mayor disponibilidad de la banda ancha, entre otros factores, significa un masivo aumento en el acceso a mayor información. Se espera que en 2020 las líneas de smartphones serán más del doble de las actuales y 7 de cada 10 personas tendrán al menos un teléfono inteligente.

Este nuevo estudio del BID muestra cómo los gobiernos reconocen la importancia de este crecimiento y se involucran cada día más aprovechando el potencial de las redes sociales y el análisis de datos. En América Latina, los gobernantes promueven la participación activa de sus administraciones en las redes sociales y comienzan a ver la relevancia de una escucha más activa de lo que los ciudadanos tienen para decir en la construcción de nuevas formas de gobernar.

A este perfil de gobernantes el estudio denomina “gobernautas”. Se trata de líderes de gobierno que se animan a promover la transformación en búsqueda de una la administración pública más moderna, innovadora, eficiente y productiva. Mejorando el diseño de sus políticas, estableciendo nuevos lazos estratégicos, agilizando servicios públicos, y abriendo sus datos para promover la transparencia, entre otros.

El rol del nuevo gobernante está basado principalmente en las relaciones de participación, la escucha de los aportes e ideas de las personas, fomentando una conversación abierta y fluida basada en el respeto, la confianza y llevando al sector público hacia una nueva cultura orientada a mejorar la vida de los ciudadanos.

La relación que se establece entre los gobernautas y la ciudadanía tiene sentido debido a cuatro factores que son claves: la colaboración masiva como nuevo modelo de creación de valor; la llegada de las primeras generaciones de nativos digitales, y el surgir de un nuevo ciudadano; la posibilidad de co-crear soluciones para el desarrollo a partir de una inteligencia colectiva; y la necesidad de un nuevo equilibrio entre los resultados esperados por las organizaciones y las expectativas de la gente.

El internauta promedio latinoamericano pasa unas 10 horas al mes conectado, más tiempo que en otras regiones del mundo. Son interactivos y rápidos en el uso de las nuevas tecnologías; se actualizan permanentemente. Prefieren las imágenes a los textos; y los videojuegos han mejorado su capacidad para resolver problemas en función del contexto.

Un buen ejemplo de esta preferencia por contenido ágil y con menos texto es el caso de los Geekie Games, ganadores de la última edición del premio Gobernarte 2014, donde se resolvió el problema de la preparación de estudiantes para el examen de ingreso a las universidades públicas, con una plataforma digital que personaliza el aprendizaje de los estudiantes de acuerdo a sus habilidades, fortalezas y debilidades en cada área de estudio.

Entendemos que la sociedad moderna está cada vez menos gestionada por sus gobiernos, y cada vez más por su cultura.

Este estudio nos ayudará a conocer cómo los actuales líderes están influenciando o participando del diálogo con la sociedad. ¿Serán los nuevos gobernantes capaces de promover nuevos equilibrios entre las necesidades de las organizaciones públicas y las necesidades e intereses de la gente?

Hoy más que nunca el trabajo del gobernauta no pasa por tener todas las respuestas, sino por saber formularse las preguntas adecuadas, ganar credibilidad, fortalecer vínculos, conectar emocionalmente, persuadir, argumentar y movilizar a la organización en la resolución colectiva de estos desafíos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus