Eddy Zepeda Cruz / Médico
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dos noticias relevantes destacan estos días, vinculadas a los aspectos mencionados en el título de la presente reflexión. La Cumbre entre Estados miembros de la Comunidad de Estados latinoamericanos (Celac) y los Estados miembros de la Unión Europea (UE). 33 y 28 países/pueblos representados, respectivamente.

El otro suceso relevante, aunque lamentable y vergonzoso, fue la publicación de un artículo en la prestigiosa revista especializada The New England Journal of Medicine, que menciona la participación de médicos, psicólogos y abogados en experimentos de torturas a prisioneros durante el gobierno de G. Bush (2001-2009). Los médicos daban el visto bueno o grado de aptitud de los reos para recibir tortura. Algo parecido a un certificado de buena salud para optar a un trabajo, además de garantizar que no se cometieran excesos como para provocar la muerte, y luego poder curar las heridas infringidas…increíble justificación irracional. De paso evaluaban algunas hipótesis y ensayos de teorías clínicas…

La ética es una damisela que baila al son del mejor postor. Algo similar expresaba el recordado Dr. Clemente Guido en uno de sus escritos. Esa es la ética de la que se ufanan ciertos países abanderados de los Derechos Humanos en otros lugares, pero no en los suyos. La CIA y el departamento de justicia de los EE.UU. garantizaban además inmunidad bajo cobertura legal adecuada por funcionarios del gobierno, a quienes cometían tales crímenes. Posada Carriles es un modelo análogo. Tortura y terrorismo de estado legalizado y autorizado por el país sede de organismos mundiales y regionales como la ONU, OEA, CIDH, etc.

Refieren los investigadores que publicaron la información que uno de los métodos utilizados contra detenidos era la alimentación por vía rectal (ano), a quienes hacían huelga de hambre, demostrando dominación y humillación en su condición de seres humanos. Dichos métodos no son avalados por organizaciones médicas mundiales o regionales de la UE/USA, OMS, OPS, FDA/EMEA. Irónicamente, el vicepresidente de entonces, D. Chaney informó al senado de su país que lo hacían por razones médicas y humanitarias….Descaro y Cinismo. Los autores del artículo, Dres. G. Anna y S. Crosby explicaron que…NO hay ninguna razón médica para alimentar por vía rectal a una persona. Ambos son miembros de respetadas y reconocidas instituciones en la sociedad médica estadounidense. Crosby dirige los servicios médicos en el Centro para la Salud y los Derechos Humanos en Boston y Annas es docente de Bioética en la Universidad de Boston.

No es extraño que los países que más desarrollo tienen y quienes más pregonan ser defensores de los derechos de las personas sean los más vinculados con conductas reñidas con la Ética. Los mismos que no se comprometen en los acuerdos sobre cambio climático (Kioto), sobre la eliminación de minas antipersonales (Ottawa), en la erradicación de trata de personas, Sobre la descolonización de territorios ectópicos (geográficamente fuera de su jurisdicción)  y muchos otros acuerdos internacionales promovidos por las mismas Naciones Unidas. Pareciera ser que el papel de este organismo es similar al de la OEA y que necesita urgentemente su Celac Mundial.

Cuando se habla de la Ética de las Ciencias y de los Científicos/investigadores suelen incluirse situaciones distintas al mismo tiempo, aun cuando ambos términos están intrínsecamente vinculados, es decir, son simbióticos. No existe uno sin la presencia del otro. No se pueden respetar las normas de la investigación y la ciencia cuando los científicos/investigadores no consideran hacer lo mismo con su práctica cotidiana, alejándola de procederes éticos. Algunos ejemplos a citar: El uso de sustancias tóxicas y biológicas en los conflictos bélicos (fósforo blanco en Vietnam, toxinas y bacilos), experimentos en grupos de mayor vulnerabilidad e indefensión (pruebas de vacunas y fármacos en ciudadanos considerados de cuarta categoría en países africanos, asiáticos o de la ex Europa del Este, o en Guatemala a mediados del siglo pasado y cuyo reclamo generó nada más una disculpa, o en nuestro país: el abuso de pesticidas al Occidente del país generando malformaciones y daño renal que todavía chorrean sangre. Millonarios  a costa del dolor de miles de seres invisibilisados, por unos y otros.

Esperemos que los tiempos modernos traigan consigo un verdadero desarrollo integral de la ciencia, la tecnología, y la innovación que permita lograr una adecuada Calidad de Vida con Dignidad para los pueblos del mundo, revestida de un sincero y efectivo respeto por los Derechos Humanos, considerando intrínsecamente aspectos Éticos, imprescindibles para ser Validados.

Como lo dijo en la finalizada Cumbre Celac/UE el Presidente Correa, Presidente Protémpore de la Celac, ya es tiempo de trabajar por un desarrollo Justo y Digno en la región y no continuar siendo mendigos de las migas que caen de la mesa de los llamados países ricos (traducción del suscrito).
Salud para Tod@s.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus