•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Partido Popular fue el más votado y que más concejales obtuvo en las elecciones municipales y regionales españolas. Sin embargo, perdió al 30% de los electores con relación a los comicios del 2011.

En aquella ocasión ganó en casi todas las capitales y gobiernos regionales. Ello acaeció como resultado de la imposición de las políticas neoliberales por parte del Gobierno y la impopularidad de las mismas.

El marcado descenso del apoyo electoral al Partido Popular (PP) se debe principalmente a las políticas públicas que este ha impuesto a la población española, representando un frontal ataque al bienestar de las clases populares de aquel país.

Tales políticas incluyen reformas laborales que obtuvieron lo que deseaban, es decir, el descenso de la masa salarial, a base de reducciones salariales y el número de asalariados, deteriorando profundamente la calidad de vida de la población que deriva sus rentas de su fuerza de trabajo.

Las medidas fueron acompañadas de una reducción de la protección social mediante recortes del gasto público social que afectaron negativamente la accesibilidad y calidad de dichos servicios.

Las medidas, sumamente impopulares, fueron forzadas e impuestas a la población careciendo de mandato popular, pues no estaban en la oferta electoral del PP. Se promovieron y justificaron bajo el argumento de no existir otra alternativa, lo cual adolecía de credibilidad, pues la abundante literatura científica mostraba el significativo daño que tales intervenciones provocaban, deteriorando aún más la economía.

La OIT ha instado a los gobiernos a hacer mayores esfuerzos por ampliar la cobertura de las pensiones y las prestaciones por desempleo de los trabajadores. Asimismo, ha señalado que unas regulaciones del mercado laboral bien definidas son esenciales para proteger a estos de un trato injusto.

Pese a que las legislaciones laborales se han ido reforzando gradualmente en todo el mundo, en el caso de algunos países europeos, como España, se ha tendido a políticas de liberalización tras la crisis financiera. Por ello, en la actualidad resulta más fácil para las empresas reducir salarios, contratar y despedir a los trabajadores.

“Con estas tendencias se corre el riesgo de que se perpetúe el círculo vicioso de debilidad de la demanda mundial y de la lenta creación de empleo, que ha caracterizado a la economía global y a muchos mercados laborales a lo largo de todo el período posterior a la crisis”, declaró Guy Ryder, director general de la OIT.
Es imposible que, a la vista de tal evidencia científica, no supiesen que el daño que originaban era enorme. En realidad, la intensidad del dolor era un indicador de lo que consideraban el éxito de su proyecto, existe evidencia de que eran conscientes de ello.

El triunfo del capital en su conflicto con el mundo del trabajo (es decir, de la minoría que domina y gobierna el país en contra de las clases populares, que son la mayoría de la población), el neoliberalismo de la ideología del capital (hegemonizado por el capital financiero), constituye ciertamente todo un ataque a la clase trabajadora, eje de las clases populares.

Lo ocurrido en estos años de crisis ha sido la expresión de este conflicto, con un feroz y frontal ataque en contra de la clase trabajadora. La resulta de las elecciones fue básicamente el rechazo de estas a las políticas neoliberales.

La finalidad de la política económica monetaria, fue aumentar las ganancias de los bancos; por eso los ciudadanos españoles toman conciencia de que frente a políticos, industriales y banqueros corruptos, la única política económicamente sensata, además de moralmente correcta, es la tolerancia cero.

Las elecciones municipales y regionales de España, tendrán consecuencias dramáticas, no por golpear fuertemente al Partido Popular, sino porque pueden acabar afectando drásticamente al conjunto de la sociedad.

Si bien la burguesía, globalmente, ha conseguido rebajar el salario, arrebatándoles conquistas a los trabajadores, no les ha provocado ninguna derrota estratégica.

* Politólogo

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus