Dr. Héctor Sánchez Argüello / Empresario
  •  |
  •  |

Los escoceses no estuvieron ajenos al esfuerzo canalero, ya que en julio de 1698 se trasladan a Darién, llamada en ese entonces Caledonia, para establecer una colonia y construir una ruta para el comercio con China y Japón; sin embargo, las enfermedades y los españoles no les permitieron establecerse y en abril de 1700 el Darién es abandonado por los escoceses.

Los siglos XIX y XX fueron decisivos para la construcción de la ruta canalera por Centroamérica, siendo Nicaragua la primera opción, abandonada por decisiones políticas. Luego el Barón Prusiano, Alexander Von Humboldt, preparó un proyecto de excavación canalera entre el Chagres y Panamá; sin embargo, es el ingeniero Fernando de Lesseps quien logra consolidar finalmente el proyecto, presentando diez años más tarde su proyecto de excavación por Panamá.

Hacia  el final del siglo XIX, los avances tecnológicos y las presiones comerciales eran tales que la construcción de un Canal se convirtió en una propuesta viable. Un primer intento por parte de Francia fracasó, pero se consiguió hacer una primera excavación. Tras dicho fracaso, se firmó el tratado Herrán-Hay, entre el gobierno colombiano y estadounidense, con el objeto de la construcción de un canal transoceánico por Panamá que en aquellos años formaba parte de Colombia. Sin embargo, el tratado fue rechazado por el senado colombiano, situación que empujó a un grupo de panameños encabezados por José Agustín Arango a establecer un movimiento separatista que permitiera a los panameños negociar directamente un tratado para la construcción del Canal con los Estados Unidos. La separación de Panamá de Colombia se llevó a cabo el 3 de noviembre de 1903, con apoyo de los Estados Unidos. Las aspiraciones del presidente Theodore Roosevelt y de la elite panameña de construir un Canal en Panamá se vieron formalizadas con las firmas del Tratado Hay-Bunau Varilla, que permitió la construcción del Canal con su inauguración el 14 de agosto de 1914.

El Canal se encuentra en funcionamiento en manos panameñas, por medio de los tratados Torrijos-Carter, firmados el 7 de septiembre de 1977, en Washington, por el presidente de los Estados Unidos, Jimmy Carter, y el general panameño Omar Torrijos Herrera, que acababa con el término de “perpetuidad” del antiguo tratado Hay-BunauVarilla, que entró en vigencia el 31 de diciembre de 1999; fecha en que fue recibido por la expresidenta panameña Mireya Moscoso de manos del expresidente estadounidense Jimmy Carter. Actualmente se está trabajando en su ampliación desde el 3 de septiembre de 2007.

Ahora Nicaragua tiene la oportunidad de catapultarse mundialmente como lo ha logrado hacer Panamá gracias a su Canal Interoceánico, con la construcción de una ruta que permita el tránsito de buques de calados que aun con la expansión del Canal de Panamá no pueden transitar por este, ya que el buque porta contenedores más grandes que podrá pasar por el nuevo Canal de Panamá es de 13,000 unidades, y  los buques que podrán transitar por Nicaragua serán los de las nuevas generaciones hasta de 24,000 contenedores que entrarán a circular en el 2020 y está por verse si estos nuevos portacontenedores podrán pasar por el Canal de Suez después de su expansión programada a concluir a finales de este año para el tránsito Asia-Europa.

De lograr que la empresa HKND Group concretice dicho proyecto canalero en Nicaragua, el país entraría en una inimaginable era de crecimiento económico, reducción de la pobreza y el efecto multiplicador en la micro, mediana y gran empresa pasaría a otro nivel competitivo y la generación de empleo sostenible que experimentaríamos rompería todos los récord de nuestros indicadores económicos y sociales. Con alto nivel humano, espiritual y material que haga de la vida de los nicaragüenses, a la sombra de esta magna empresa una bendición de Dios. Apostemos al paso de agua, sembremos el Canal.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus