Álvaro Fonseca
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La pequeña villa de Estelí, establecida en marzo de 1823, es actualmente la pujante ciudad de Estelí con aproximadamente 110,000 habitantes (2015). Estelí es hoy el principal centro de servicios del norte de Nicaragua y la ciudad con la más alta proporción de empresas del país. 

Toda el agua que consumen los habitantes de la ciudad es de origen subterráneo y proviene del llamado acuífero del valle de Estelí. Sobre el valle de Estelí se localizan unas 1,300 hectáreas de cultivo de tabaco de riego de calidad mundial para exportación. El tabaco y la producción de puros son unas de las principales fuentes de ingresos y empleo para la población de la ciudad con más de 20 tabacaleras instaladas. 

En julio de 2013 durante la defensa de trabajos de investigación para optar a la Maestría en Manejo de Cuencas Hidrográficas impartida por la Farem/UNAN Estelí y la Universidad Autónoma de Barcelona de España fue presentada por una estudiante esteliana una destacada investigación sobre el riesgo de contaminación por agroquímicos por el cultivo del tabaco en el acuífero de Estelí. Empleando el internacionalmente reconocido método Drastic creado por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos se demostró que el 61.9% del acuífero tiene una vulnerabilidad alta a extrema a ser contaminado por plaguicidas. Drastic es una robusta herramienta de análisis que emplea 7 parámetros hidrogeológicos, los cuales cruzan con el tipo de carga contaminante empleada en el cultivo para calcular los índices de vulnerabilidad del acuífero. 

No son sorpresa los resultados de esta investigación. Hay ejemplos en otras partes de Nicaragua de problemas similares como la contaminación de partes del acuífero de León y Chinandega por el uso descontrolado de plaguicidas en el cultivo de algodón. Cabe recordar que el tabaco es un cultivo intensivo en maquinaria y agroquímicos. Se emplean hasta 25 tipos de plaguicidas entre herbicidas, insecticidas y fungicidas.

Esta investigación sirve de partida para profundizar en más estudios que permitan entender mejor las amenazas sobre el acuífero, incluida la sobreexplotación a la que está siendo sometido. Estudiantes de la UNAN, UNI y otras universidades de Estelí son los llamados a  participar en estas investigaciones. Es también una oportunidad para que empresas tabacaleras, pobladores, Alcaldía de Estelí y ministerios establezcan un diálogo para encontrar soluciones que reduzcan la amenaza de contaminación y a la vez posibiliten que la agricultura de riego en el valle de Estelí continúe generando empleo e ingresos. Las alternativas deben considerar al menos cinco aspectos: manejo de la cuenca que abastece al acuífero; un mejor manejo agronómico del tabaco y otros cultivos que disminuyan el uso y tipo de plaguicidas; un uso más eficiente del agua de riego; aportes por parte de las empresas para financiar actividades que contribuyan a la recarga del acuífero; y posible reubicación de cultivos de los sitios de más alta vulnerabilidad. 

El acuífero de Estelí presta servicios únicos e insustituibles. Deben tomarse acciones ya, y no mañana, para lograr su conservación a largo plazo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus