Carlos Andrés Pastrán Morales
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Escuchar botellas de cerveza quebrarse y cómo sus restos caen en el suelo es el dolor más grande que no solo algunas personas, sino la naturaleza también siente. Desde los rincones de callejones hasta las más honorables y costosas casas se escuchan botellas, envolturas, bolsas andar por el aire, pero lo que menos se escucha es un grito en contra de esto. Nos quejamos del calor y de la contaminación del aire después de haber tirado alguna bolsa de meneitos en la calle.

El Gobierno no siempre tiene la razón y lo criticamos, pero tiramos las bolsas de mango por la ventana del carro. Criticamos a las personas que botan basura en las calles y tal vez nosotros hemos sido peores. Y si alguien trata de hacer lo correcto, las personas lo critican, sin razón alguna, solo por tratar de hacer un cambio.

No entiendo cómo le podemos hacer esto a nuestro país. ¿Qué acaso no vemos los hermosos valles que conviven con la fauna en la parte norte del país? ¿O acaso no nos damos cuenta de lo importante que es la reserva de Bosawás que por muchos años ha sido saqueada por países centroamericanos, que ahora se cataloga como bosque tropical húmedo, y lo único que hace el Gobierno en contra de esto es engañar a la gente haciéndolas pensar que todo está bien con solo poner árboles gigantes con luces que se hacen llamar” árboles de la vida”?

Quizás no tengamos edificios enormes y casas lujosas en abundancia, que en países desarrollados están limpios, pero sí tenemos bellas montañas, ciudades, playas, que vergonzosamente siempre están sucias o contaminadas. Triste es pensar en todo esto, pero es más triste pensarlo y que se nos olvide a los 15 segundos y no hacer nada al respecto.

La naturaleza de nuestro país es un privilegio, sin duda. Tanta biodiversidad, tanta fauna, tribus y personas que habitan Nicaragua. Lastimosamente la mayoría de la gente no se da cuenta de esto, y de alguna u otra forma todo se termina contaminando.

¿Para qué la gente quiere ser arquitecto, ingeniero, mecánico y otras carreras, si el problema del país está en la sociología, el pensamiento del ser humano en multitud?

Entonces la gente seguirá botando bolsas de mango, envolturas, botellas, ropa vieja, animales, cuando en realidad deberían de botar ese egoísmo hacia la naturaleza y ellos mismos. Y lo único que queda al final es el sufrimiento de perros, gatos, caballos, vacas y personas por lo que nosotros y ellos mismos hacen, y al final solo se resalta una lágrima de este sufrimiento desde el basurero.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus