Esteban Solís R.
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El 16 de enero de 2016 la República de China (Taiwán) elegirá a una dama como presidenta para que a partir de mayo de ese mismo año gobierne a más de 23 millones de taiwaneses. Lo que no está definido es quién será la que presida los destinos de esa nación asiática, si la actual candidata de la oposición, Tsai Ing-wen, del Partido Demócrata  Progresista (PDP), o la aspirante sorpresa del partido nacionalista Kuomintang (KMT, en el poder),  Hung Shiu-chu, de quien se dice que cuenta con poca experiencia en asuntos de Estado pero a base de agallas y  astucia ha revolucionado la campaña electoral.

Hay un tercer candidato conocido, Shih Ming-teh, expresidente del PDP, que se presenta independiente, pero al que los analistas no le otorgan ninguna posibilidad de victoria.

En junio de este año las encuestas, los medios de comunicación y los hacedores de opinión no dudaban de una victoria sin complicaciones de Tsai Ing-wen, incluso, si sus contrincantes eran dos de los pesos pesados del KMT, Eric Chu Li-luan, alcalde de el Nuevo Taipei y presidente del partido, y Wang Jim-pyng, titular del parlamento.

A última hora y por aparentes contradicciones  en la dirigencia del partido, ambos se abstuvieron y emergió la de Hung Shiu-chu, vicepresidenta del órgano legislativo, que un intento por entusiasmar a los dos políticos a que se postularan para competir en las internas, inscribió su nombre, aquellos no lo hicieron y al final ella logró la designación del congreso.

Los taiwaneses aseguran que la candidata del KMT, que se ha ganado el sobrenombre de “pequeño pimiento picante” por su combatividad contra el independentismo radical del PDP, lleva una tendencia al alza. Un sondeo reciente  efectuado por la cadena de televisión TVBS, el más importante de la red televisiva por cable y satélite del país, Hung aventajó a Tsai con un margen de 3 puntos, lo que provocó un terremoto político a lo interno del PDP, pues ya daban por segura su victoria electoral.

Hung había sido subestimada por la vieja nomenclatura del KMT, sin embargo ese “pimiento picante” la ha sacado a flote y poco a poco suma apoyos significativos de la opinión pública y de los cuadros intermedios del partido nacionalista. Hoy cuenta con el respaldo pleno de su formación política.

Hay quienes también consideran que las posturas combativas de la postulante del KMT a favor de la orientación  del partido de un acercamiento a China Continental, en democracia y bienestar, serán del agrado de los dirigentes chinos, pero hay otro segmento del mapa taiwanés que no está de acuerdo con esa actitud, aunque no se traduzca en un rechazo tajante a su candidatura.

Por su lado, Tsai, que a fines de junio fue portada de la revista Time de la edición Asia, manifestó durante una entrevista a ese medio, que estaba segura de convertirse en “la próxima presidenta de Taiwán”.  Sobre las relaciones entre China Continental  y Taiwán enfatizó que mantendría el statu quo en el aspecto político, poniendo sin embargo la economía, la cultura y el desarrollo de Taiwán en la lista de prioridades. Esta conducta inquieta a China.

Por su parte, Hung ha planteado que si es elegida consolidará, profundizará y fomentará las relaciones a través del Estrecho de Taiwán sobre la base del Consenso de 1992 (una China, dos interpretaciones) permitiendo que todos los taiwaneses disfruten los dividendos traídos por el desarrollo pacífico. Además,  hizo el compromiso de crear un ambiente sostenible, estable y pacífico a ambos lados del Estrecho.

Tiene valor recordar que no solo las potencias occidentales (Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia) siguen la evolución de la campaña electoral  taiwanesa,  sino también las orientales (Japón, Corea del Sur o  transcontinentales, el caso de la poderosa Rusia y por supuesto, China) debido a que  por el Estrecho de Taiwán, se ha dicho en repetidas ocasiones,  que es el centro de la red de manufactura de primera tecnología, circula también la mayor parte del petróleo importado no solamente por China y Taiwán, sino por otros países del mundo incluyendo algunos de los ya mencionados.

*Periodista nicaragüense.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus