•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Quién es Michio Kaku? Es un físico-teórico, doctor en Física, uno de los especialistas en la “Teoría de campos de cuerdas”. Una mente brillante con la que compartimos este siglo XXI. 

Este científico se presentó en TV para revelar el arma secreta de Estados Unidos. El presentador lo interrumpía en la entrevista, esto molestó a Kaku, él no llegaba para dar bromas ni tratar sutilezas de modas; como científico llegó a tratar temas de seriedad, y reclamó: “¡Hey! Por favor, déjeme terminar. A usted lo dejé hablar primero, déjeme hablar”. El entrevistador tuvo que callar, ubicarse, no estaba en un show musical, y literalmente se limitó a abrir la boca ante las revelaciones que hizo el físico. Dijo Kaku: “Quiero empezar diciendo que la ciencia es el motor de la prosperidad”.

Analizó la fragilidad que presenta la revolución de la informática y el sistema educativo en Estados Unidos: “Uno de los peores sistemas de educación conocidos por la ciencia”, valoró. Al punto que llegó a compararlo en una constante competencia con el tercer mundo. Y literalmente expresó: “Entonces ¿cómo es que el establecimiento científico no colapsa si estamos produciendo una generación de tontos y el índice de estupidez en Estados Unidos sigue creciendo cada año? Sino solo veamos la programación de TV con sus reality shows. ¿Cómo es que no colapsamos?”. El entrevistador se sintió aludido, pues él era parte de esa realidad televisiva en EE.UU.

En ese momento reveló el arma secreta: “Déjenme decirles algo que algunos no saben; Estados Unidos tiene un arma secreta, esa arma secreta es la visa H-IB. Sin esa visa el establecimiento científico de este país colapsaría. Esta visa es la visa del genio. ¿Saben ustedes que en este país el 50% de los candidatos a doctorados son inmigrantes? Donde yo trabajo, uno de los más grandes de Estados Unidos, el 100% de los candidatos a doctorado son inmigrantes”. Y agregó: “Estados Unidos ha absorbido a los “cerebros” de este mundo, pero ahora estos “cerebros” se están regresando a su casa en China e India”. Y su siguiente frase dura y verdadera fue: “Sin esta visa la economía colapsaría”, advirtió refiriéndose a EE.UU.

Kaku criticó la actitud de algunos políticos, como ahora está el precandidato a la presidencia por el Partido Republicano Donald Trump, contra la migración. “El Wall Street Journal hizo un editorial en contra del diputado que quería quitar esta visa porque decía que esta visa le quitaba trabajo a los estadounidenses. El Wall Street Journal le respondió: “Mire, no hay estadounidense que pueda hacer este trabajo. Estos trabajos están al más alto nivel de la tecnología, ellos no les quitan trabajo a los estadounidenses, sino que están creando industria enteras”, y por eso la educación en Estados Unidos es el talón de Aquiles”.

Es difícil imaginar que Trump no tenga noticias de este científico, pero es seguro que no tiene idea de lo que dice, algo que sí conocen las universidades de EE.UU.

Lo peligroso y lamentable para los norteamericanos y emigrantes es que las encuestas sobre el empresario Trump lo ubican como líder en sondeo con los republicanos para las elecciones del 2016. Y su discurso antiinmigrantes está atrayendo electores.

En la presidencia, George W. Bush, no quiso escuchar a las universidades y se dio el desastre de Irak, que afectó la economía del país. Ahora, el Sr. Trump tampoco quiere escuchar a sus universidades y científicos, teniendo en su hoja de ruta presidencial una agenda antiinmigrantes, sobre todo contra mexicanos, contra quienes constituyen parte de la base científica y desarrollo del EUA.

¿Quién dice que solo desde fuera se puede destruir un Imperio? Se recuerda la anécdota de la historia de Creso, rey de los Lidios, que gobernó Anatolia unos 5 siglos antes de Cristo; llegando al poder inició una serie de conquistas (Efesios, Dorios, Frigios, Bitinios). Con la mente centrada en poder, consultó el oráculo de Delfos, quería conquistar Persia, hacer más grande y poderoso su imperio, y saber la duración de su imperio. Le vaticinaron la caída de un gran imperio. Creso satisfecho invadió Persia, gobernada por Ciro el Grande. En efecto un gran imperio cayó: el suyo. Creso no supo interpretar el oráculo, los tiempos, ni la información, el mismo destruyó el imperio de los Lidios.

¿No existe nadie que se lo explique a Trump? En políticas de este tipo, sólo se llega a un destino y es la destrucción del propio país EE.UU.

¿Quién dice que solo desde fuera se puede destruir un Imperio? ¿No existe nadie que se lo explique a Trump? En políticas de este tipo solo se llega a un destino y es la destrucción del propio país.

*Experto en derecho. Catedrático.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus