•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ha sido hecha pública una importante Iniciativa Ciudadana de Ley para interrumpir el embarazo por razones de salud, a fin de salvar la vida de la mujer y la niña. El anuncio lo hizo el Comité Promotor de esta iniciativa, integrado por cuatro médicos: Dra. María Matilde Jirón Gutiérrez, Dr. Óscar Flores, Dr. Jaime Espinoza y Dr. Edmundo Miranda; la pastora evangélica  Blanca Cortez; el jurista, Dr. Alejandro Aguilar; la cineasta Kathy Sevilla; la poeta Christian Santos, la dirigente de personas con alguna discapacidad, Ulma Esquivel;  las comunicadoras y comunicadores, Leslie Briceño, Ximena Ramírez, Mario Chamorro, y Guillermo Cortés Domínguez; la psicóloga María Esther Quintana; y el  estudiante de III Año de Medicina de la UNAN, Luis Felipe Morales. 

La Iniciativa Ciudadana de Ley contempla cuatro aspectos como causales de interrupción del embarazo: 1. Emergencias obstétricas potencialmente graves que pueden poner en peligro la vida de la mujer, por ejemplo, el embarazo ectópico. 2. Enfermedades sistémicas que inician o preexistentes (cáncer, cardiopatías); 3. Malformaciones congénitas incompatibles con la vida. Y 4. Embarazos resultados de violencia sexual.

El Comité Promotor de la Iniciativa Ciudadana de Ley para la interrupción del embarazo por causas de salud para salvar la vida de la mujer y la niña, anunció que dicha ley contempla un mecanismo riguroso para ello. La mujer debe ser informada correctamente por el médico, y ella, voluntariamente, debe tomar la decisión. 

Una vez que la mujer decide la interrupción del embarazo, lo solicita ante un Comité Médico. 

--Que debe existir en todos los centros hospitalarios y de salud del país--, y son los galenos quienes en última instancia toman la decisión, atendiendo únicamente criterios científicos médicos. 

El Comité Promotor no solicitó a diputados introducir un proyecto de ley ante la Asamblea Nacional, sino que escogió el camino de la Iniciativa Ciudadana de Ley, que, según el reglamento, requiere de al menos cinco mil firmas con su cédula, que estén debidamente notariadas. De esta manera fue estimulada una movilización ciudadana por sus derechos, y muchas personas de todo el país mostraron su protagonismo, y su poder de demandar al Estado lo que requieren, que es indispensable, porque se trata de un asunto de vida o muerte.

Comenzó a trabajar en septiembre pasado el Comité Promotor, el 15 de abril de este año se constituyó legalmente, y en este mes de septiembre introducirá la Iniciativa Ciudadana de Ley ante el parlamento, con el respaldo de más de seis mil firmas notariadas.

Habrá muchas más firmas, digitales, que la gente está haciendo por Internet a través de cualquier dispositivo inteligente. Aunque estas últimas no son válidas ante la Asamblea Nacional --solo las notariadas--, tendrán un peso, porque representan la voluntad de muchas personas que apoyan esta iniciativa para salvar vidas. 

¿Cómo actuarán los diputados? Muy probablemente rechacen esta iniciativa de ley, porque el Frente está comprometido con una legislación que prohíbe el aborto, aún ante complicaciones de salud, lo cual inhibe a médicos y a personal de apoyo a utilizar un protocolo para actuar frente a estas emergencias, que ha elaborado el Minsa.

Esta es una oportunidad para que la bancada sandinista legalice un procedimiento médico esencialmente humanista para salvar la vida de mujeres y niñas. El proyecto de ley está a medio camino entre derechos totales que reclaman movimientos de mujeres, y algo que podría llamarse “lo posible”. Pues bien, esto que sería posible con el voto sandinista, salvaría vidas. Esa es la diferencia entre aprobar o no esta Iniciativa Ciudadana de Ley.

* Periodista, novelista y docente. Miembro del Comité Promotor.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus