•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La única persona a la que le tengo miedo es a mí mismo, porque soy quien tiene que decidir qué hacer con mi vida, soy el único capaz de controlarla, el único que puedo llevarla por el buen y mal camino. En la vida, como se ha dicho miles de veces, siempre habrán obstáculos que debemos superar y tratar se seguir adelante con una visión de nosotros como trabajadores de una futura profesión que tendremos que decidir desde muy jóvenes. 

En realidad todo sería más fácil o quizá tendríamos una mejor perspectiva de nosotros como estudiantes y profesionales si decidiéramos estudiar a los 19, 20 o 21 años, pero nadie esperaría tanto tiempo, porque todo lo que queremos es terminar secundaria y entrar en la universidad; pensamos que es lo más genial estar estudiando algo que por lo menos nos gusta o que nos hayan recomendado nuestros padres o amigos, sin saber que tendremos más responsabilidades mientras el tiempo transcurre y que con el pasar de los años estaríamos extrañando la secundaria y los amigos, ya que en la universidad solo existe la persona misma y su futuro.

Y es que ahora en la actualidad todo mundo tiene la posibilidad de estudiar en escuelas y universidad, ya sea en públicas o privadas, pero la gente no se toma el tiempo necesario para pensar en lo afortunado que somos; en tiempos pasados solo las familias de altos recursos, que eran escasas, y tal vez algunas personas que tenían vínculos o trabajaban con el gobierno en aquella época, la de los Somoza, tenían derecho a estudiar, además de que pagar colegiatura era demasiado caro, y entonces la mayoría de los jóvenes ni salían de sus casas por temor a la guerra, como hemos escuchado en varias historias que nos cuentan nuestros padres, tíos o abuelos, y que soñaban con poder asistir a una escuela, graduarse y que sus padres estuvieran orgullosos de ellos. 

Y ahora, de lo único que se preocupan los jóvenes es que si el día de mañana tendremos una hora libre, o si el profesor no va a llegar o fingir estar enfermo para no asistir, y ni siquiera recordamos la historia de la educación en nuestro país.

Se dice millones de veces al año que la educación pública en años anteriores era la más prestigiosa, de donde muchos de los héroes nacionales se graduaron como mejores estudiantes, entonces por qué bajó la calidad de estas escuelas, cuál fue su motivo, porque en el presente una parte de las escuelas públicas en general están presentes alumnos que anteriormente estaban en escuelas privadas, y por la falta de educación, cultura, problemas familiares o simplemente por estupidez y “boludencia”, se integran a estas escuelas gratuitas o semiprivadas para pasar el año sobornando a los profesores, o con deberes exageradamente fáciles sin competencia o para lo mismo, hacer nada. 

Estas escuelas son un desastre y deberían ser eliminadas, pero como nadie se queja, supongo, todo sigue igual. En las aulas se fuma marihuana, hay plagio, desinterés, falta de valores y nadie dice nada, ni los profesores mismos, les vale. Entonces cuál será la visión de estos alumnos mediocres en un futuro, ya que son la próxima generación del país, será que el país decaiga o que por suerte logré salir adelante, ya que más de la mitad de la población nicaragüense son jóvenes que deberían estar preparándose y estar haciendo algo por su país.

Entonces, ser un buen estudiante es fácil si se tiene una economía familiar favorable, es más difícil ser un mal estudiante porque te cae el peso de ser mediocre, irresponsable, boludo  e irrespetuoso,  y que no aprende nada por pasar los años sobornando y obteniendo todo de la manera más vergonzosa y fácil. En Nicaragua existen buenos estudiantes que estudian en las zonas rurales, que últimamente están siendo escuchados y eso que tienen más dificultades que nosotros que vivimos en la ciudad y tenemos todo modernizado, pero ellos que tienen una vida difícil, quizá, lleguen a ser el futuro del país del que tanto se habla. 

Nicaragua ya ha sufrido mucho en guerras y traiciones que provocan al país retroceder económicamente, así que este artículo es un llamado a los jóvenes estudiantes, buenos y malos, para que logremos sacar adelante al país ahora que se acerca una época de gloria y modernización, para que los nicaragüenses y Nicaragua ya no sigan sufriendo y quedándose estancados en problemas sociales y en guerras.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus