•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El fenómeno de la globalización cada día se convierte en una actividad que atraviesa todas las esferas de la sociedad, la economía como principal factor de cambios y de dinámicas sociales, como fenómeno cultural se fundamenta en los avances de las modernas tecnologías de la comunicación y de la informática y que ha servido como base para implementar los nuevos modelos, sociales, políticos, económicos, culturales y por supuesto educativo.

La globalización exige una visión diferente de la educación, los sistemas educativos tienen que replantearse ¿qué decir? ¿Cómo decir?¿Para qué decir?En un mundo donde la sociedad es mutante y donde la movilidad y el cambio son  constantes, es necesario ir ajustando de manera permanente estas nuevas temáticas que se originan a partir del fenómeno de la globalización, en este sentido las instituciones formales, escuelas, institutos, universidades no son los únicos espacios de aprendizaje ni de transferencia del conocimiento, por otro lado el acceso a la información es abierto y múltiple, esto le otorga el estatus a la educación que con el proceso globalizante no tiene frontera.

Frente a estas necesidades de carácter educativo la competitividad y productividad es el reto de la educación, especialmente el nivel superior, el modelo global implica ir formando profesionales con altos estándares de excelencia humana y académica, en este sentido el profesor debe de poseer indicadores para asumir estos retos, primero debe de tener un perfil antropológico, saber ser persona, este aspecto es fundamental, ya que va desarrollando la idea y la conciencia en los futuros profesionales que el ser humano es lo más importante sobre todas las cosas, la persona es el centro de la sociedad y hay que funcionar para ellos, ser motivadores, responsables, tomadores de decisiones, tener iniciativa, actitud y liderazgo, estos aspectos se van desarrollando en el proceso formativo, espíritu de equipo y colaboración, comunicación y relaciones personales transmisión y difusión del conocimiento, capacidad de estimular a los demás.

Otro aspecto que debe tener el educador es un perfil académico con basto conocimiento es decir conocer, saber de lo que habla, introducirlos al mundo del conocimiento y motivarlos para que sepan que hoy el que más conoce es el que mayor conciencia tiene, que el conocimiento los hace libre, también el formador debe de poseer un perfil ocupacional, quiero decir, saber hacer,  orientarlo porque el conocimiento es ciego sin la aplicación y por último un perfil social y comunitario, saber convivir como ciudadano, inculcar valores y principios éticos como persona pública.

La globalización  en los procesos educativos es una tarea sin fin, cada generación está obligada a transmitir a la siguiente su propio patrimonio cultural y tecnológico, por eso exige una educación nueva y completa para cada generación y una nueva para cada época.

Dentro de este proceso formativo no podemos perder de vista el aporte que desde los medios de comunicación se generan, el cambio de época  le ha dado un privilegio a estos medios para ser partícipe de estos cambios en el caso de la educación que se da en nuestra sociedad, el flujo de aprendizaje y enseñanza es generalmente espontánea, informal, no se da de un modo sistemático y programado, sin embargo no se puede negar que esta otra manera de transferencias de conocimiento ha pasado a ocupar un lugar importante en el escenario social, ahora la responsabilidad de los procesos formativos en el campo de la educación aunque es de carácter multifactorial la trilogía en este proceso es la familia, la educación formal y los medios de comunicación.

*Catedrático y consultor en comunicación.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus