•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El 8 de septiembre fue seleccionado por los integrantes de la Organización Internacional de Periodistas (OIP) como Día Internacional del Periodista en honor al asesinado comunicador checo Julius Fucik y en la actualidad se conmemora en escasos países del mundo, siendo Nicaragua la excepción, pues aquí se recuerda por parte de las organizaciones y del Estado.

El periodista checo Julius Fucik, fue hecho prisionero por la Gestapo fascista sin dejarlo escribir. Su libro “Al pie de la horca”, fue redactado en trozos de papel con su propia sangre, pues no permitían cuadernos o lápices en su celda. Fue condenado a muerte por ser comunista opuesto al fascismo que anuló las organizaciones sindicales, las cuales pasaron a controlarlas ellos, exacerbaron el nacionalismo, el poder militar sobre toda la sociedad, el desconocimiento de las instituciones imponiendo la voluntad del jefe, anularon todos los derechos, incluyendo el de la vida. La mujer fue anulada y el sexo fue visto como delito.

Pareciera que repetimos en el mundo un “nuevo fascismo”, para los entendidos, disfrazado de islamismo, unos pretendiendo imponerlo en todo el mundo rápidamente y otros de forma paulatina, aparentando convivir con las otras doctrinas que existen inexorablemente en el mundo. Igualmente, el mundo está enfrentado, según los conocedores de la materia, a una lucha a muerte entre el capital legal e ilegal (capital establecido versus narcotráfico o crimen organizado) y en esta disputa los periodistas o comunicadores sociales son carne de cañón. El Estado Islámico desde el año 2014 ha ejecutado 9,400 personas. Ha tenido prisioneros y asesinado sumariamente a por lo menos ochenta periodistas, doce de los cuales fueron asesinados en Francia, en la Revista de humor Charlie Hebdo. Así mismo han sido asesinados: James Foley de Estados Unidos, trece niños por ver un partido de fútbol prohibido por el Estado Islámico, el joven periodista Joyla Al Abadí , asesinado en Musul, el periodista japonés Keni Goto asesinado junto a d
os norteamericanos. Así mismo Lucas Somers. En Libia Jaled Al Sobhi, Yournes Al Mabruk Al Nwetali, Abdalá Al Karkai, Yousef Kador Boh, Mohamed Jalal.

En América Latina, entre los países que tienen un irrespeto total por los periodistas y en donde han perdido la vida muchos se encuentran México y Honduras. De enero a julio de 2015 fueron asesinados en México: Moisés Sánchez, Armando Saldaña y Juan Mendoza, en Veracruz; Abel Bautista y Filadelfo Sánchez, en Oaxaca; y Gerardo Nieto, en Guanajuato. 

De 2003 a la fecha, 34 periodistas y comunicadores sociales han sido asesinados en Honduras, sin que hasta la fecha hayan sido juzgados los responsables de la mayoría de los crímenes. Un informe del Comisionado Nacional de Derechos Humanos (Conadeh) de Honduras, remitido al Congreso Nacional a fines de marzo 2013, revela que en el gobierno de Porfirio Lobo Sosa, “al menos 27 comunicadores sociales perdieron la vida en forma violenta, cantidad que representa el 79% del total de homicidios registrados contra miembros del gremio de periodistas desde el año 2003”. Según la Unesco, Honduras es el país con el número más grande de asesinatos de periodistas. De 2010 a la fecha fueron asesinados: Nicolás Asfura, Josep Hernández ,David Meza Matamoros, Nahúm Palacios, Víctor Manuel Jesús Juárez, José Bayardo Mairena, Luis Chévez, Georgino Orellana, Luis Mondragón, Gabriel Fino Noriega, Israel Zelaya, Henry Suazo, Héctor Medina, Luis Ernesto Mendoza, Adán Benítez, Nery Jeremías Orellana, Medardo Flores, Luz Marina Paz, S
aira Fabiola Almendárez, Fausto Elio Hernández, Noel Valladares Escoto, Erick Martínez Ávila, Alfredo Villatoro. Al Director del Noticiero televisivo En la mira, lo asesinaron sicarios en el trayecto de San Pedro Sula a Tegucigalpa y las autoridades no han dado con el paradero de los asesinos.

Los organismos internacionales de Derechos Humanos han demandado poner un final al asesinato de periodistas y no considerarlos como parte del conflicto. Solamente la Federación Internacional de Periodistas ha demandado el esclarecimiento y ha condenado estos hechos. Comparto este clamor mundial de no más asesinatos de colegas periodistas en cualquier lugar del mundo, pues solamente contra estos colegas profesionales se apunta por parte del crimen organizado y el Estado Islámico la venganza, en contra del ojo que ve y que solo cumple el deber de llevar la noticia de inmediato al mundo.

*Periodista nicaragüense.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus