•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Sinceramente, cuando escuchamos sobre Fiestas Patrias sé que algunas cuantas personas arrugan la cara, ambientando el lugar con sentimientos de aburrimiento y signos de poca importancia acerca de los sucesos y circunstancias por lo que el país sufrió, y a lo que se enfrentó para llegar a ser lo que es ahora. Tal vez nos falta patriotismo o más amor al país.

Como sabemos, Nicaragua, a lo largo de su trayectoria a un futuro próspero, ha tenido siempre más de alguna complicación que provoca un retroceso de su economía y sociedad, haciendo que empiece desde cero nuevamente. Y es que desde la época de la Colonia se ha venido dando una serie de conflictos que afectan la vía del desarrollo que el país necesita para seguir adelante, y que ahora, a casi todos, se nos pasa por delante por supuestamente estar pensando en “mejores” cosas.

Siento que todas las personas --exceptuando a los profesores, historiadores y políticos-- no se acordarían de hechos importantes que hicieron los héroes nacionales, próceres, el ejército militar, los mismos indígenas, al tratar de hacer frente a los españoles conquistadores, la unión de los liberales y conservadores para expulsar a William Walker y hasta la redacción del Acta de Independencia, si no fuera porque nos obligan a verlos en clases de secundaria o por los desfiles que se hacen cada año.

Pero por nuestra parte, por nuestro mismo pensamiento y voluntad nunca lo hacemos, ni los tomamos en cuenta, ni los ponemos como ejemplos a seguir. Más bien, seguimos de ejemplo a otros héroes que no tienen nada que ver con nuestro país o adoptamos otras culturas.

No apoyamos al país en ciertas condiciones, siendo referente el partido que la Selección Nacional de Futbol jugó el martes 8 de septiembre, donde hubo personas pesimistas que no pensaban que los jugadores emprenderían un gran partido, pero bueno, cada quien a su mecate.

Es cierto que cada quien es responsable de sus decisiones y pensamientos, de lo que cree y a lo que él se inclina. Nadie obliga a nadie. Pero por lo menos debería existir una pizca de interés de todos por este tipo de temas que cada vez más está quedando en el agujero negro del pasado.

Que en realidad tendría que ser el ejemplo a seguir de todos los nicaragüenses, para que el país deje de sufrir tanto por problemas que vemos pasar y que nos siguen dando igual por el conformismo; que el país logre salir de la pobreza económica, cultural, de pensamiento y social, y así todos seríamos héroes de alguna forma, porque no dejaríamos morir a nuestra Patria.

Yo siento amor por mi país y aunque soy joven quiero ser mucho para que Nicaragua sea mejor.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus