•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Es muy meritorio destacar la persistencia del asesor económico del Presidente, Comandante Bayardo Arce Castaño al lograr una segunda visita del emblemático empresario Carlos Slim. La noticia dio la vuelta al mundo de forma inmediata y puso a Nicaragua en el foco de la atención de los inversionistas extranjeros, casi como solo la noticia del Gran Canal lo había hecho antes. Y es lógico, todos saben de la habilidad del Ing. Slim para identificar potenciales negocios, que resultan en un éxito rotundo. Sus inversiones en Nicaragua y Latinoamérica no han sido la excepción, especialmente en el tema de telefonía celular, donde América Móvil es un claro ejemplo de éxito en una industria que ya tenía fuertes competidores en la mayoría de los países del continente donde entro a competir. La inversión de América Móvil en telecomunicaciones es evidente y --puedo hablar por experiencia propia-- muy constante aunque no siempre fácil; pero si las cosas fueran fáciles, no tendría ningún mérito ser exitoso. Lo cierto es que el Ing. Slim ha sabido ganarse su lugar como uno de los principales empresarios del mundo.

Luego de las reuniones del Ing. Slim con el presidente Daniel Ortega, un grupo de empresarios tuvimos la oportunidad de compartir con tan destacado visitante. Y aunque fue muy amplio en lo que nos habló (tendencias mundiales de la economía, finanzas internacionales, el rol del sector privado y de la administración pública), me gustó muchísimo su mensaje central que se basó en la inversión en educación y en tecnología; y en cómo ambas deben trabajar juntas para crear una fuerza laboral más productiva y competitiva, y empresas más sólidas y con mejores ganancias.

Este tema de la fusión entre educación y tecnología ha sido abordado y empujado por varias personas que han enarbolado la bandera de la educación tecnológica: empresarios como Gilberto Bergman con su Educación Virtual o Ernesto Varela desde Comtech o el mismo Telémaco Talavera desde las universidades han procurado que Nicaragua se modernice y avance hacia una sociedad más tecnificada.

Después de escuchar al Ing. Slim creo que es hora de ponerles más atención.

Se habló también que no hay que lamentarse de los males o el clima, que hay que invertir para competir tal como lo demanda el mundo globalizado. No hay que tener miedo a privatizar, hay que buscar la eficiencia ante todo. Hablamos mucho del agro de Nicaragua y la sequía y él nos devolvió temas de agroindustria y riego, a cada pregunta él contestaba cómo podemos ir "más allá" y mejorar lo que tenemos, una premisa que muchas veces hemos impulsado en AmCham.

Después de escuchar la visión del Ing. Slim sobre todo lo relacionado con el mundo de los negocios, busqué un mensaje que Carlos Slim expresó recientemente ante un grupo de universitarios y pensé que la verdad no necesitamos ver en persona a Carlos Slim para saber cómo piensa, solo hay que usar la tecnología, y en Google o Youtube encontraremos las respuestas a las preguntas que cualquier empresario le quiera hacer al Ing. Slim. Abajo los mensajes que más me impresionaron:

1. El éxito no es hacer bien las cosas y tener el reconocimiento de los demás. Es la armonía del alma y las emociones, que necesita del amor de la familia, la amistad, la autenticidad y la integridad.

2. El ser destacado significa un privilegio, pero entraña también muchos riesgos que afectan a valores muy superiores al "éxito" profesional, económico, social o político.

3. La fortaleza y el equilibrio emocional están en la vida interior, y en evitar aquellos sentimientos que corroen el alma, la envidia, los celos, la soberbia, el egoísmo, la venganza, la avaricia y la pereza.

4. No permitan que sentimientos y opiniones negativas dominen su ánimo. El daño emocional no viene de terceros, se fragua y se desarrolla dentro de nosotros mismos.

5. No confundan los valores, ni menosprecien sus principios. El camino de la vida es muy largo, pero se transita muy rápido. Vivan el presente intensa y plenamente, que el pasado no sea un lastre y el futuro sea un estímulo.

6. Lo que más vale en la vida no cuesta en dinero: el amor, la amistad, la naturaleza.

7. Vivan sin miedos y sin culpas; los miedos son los peores sentimientos del hombre. Para combatirlos seamos sensatos, aceptémonos como somos, nuestras realidades, nuestros gozos y nuestras penas.

8. El trabajo bien hecho no es solo una responsabilidad con la sociedad, es también una necesidad emocional.

9. Al final nos vamos sin nada, solo dejamos nuestras buenas obras, familia, amigos, y quizá la influencia, por las ideas que hayamos dejado.

Creo que las lecciones del Ing. Slim son más morales que económicas y muestran un hombre de principios y valores que ha transitado por la vida y ha aprendido que lo más importante no se compra con dinero. Creo que todo empresario nicaragüense, grande o pequeño, puede cimentar sus negocios con principios y valores, justicia social y humanidad. No hay fórmulas mágicas. Todo está en nuestras manos y en nuestras mentes, como diría el Ing. Slim.

*Presidente de AmCham.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus