•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tal vez ahora lo que principalmente nos causa dolores de cabeza, aflicción, estrés, enojo y pérdida de tiempo, es el tráfico vehicular que se vive día a día en Managua, porque hay una gran cantidad de autos que ya no caben en las dos únicas vías que pueblan la capital. 

Y es que no siempre tienen la culpa las carreteras o vías por las cuales transitamos, sino también los mismos taxistas, buseros y los conductores particulares, que se sofocan, se desesperan y terminan empeorando la situación. 

Ahora queda poca gente que respeta bien las normas de tránsito y que no han perdido la responsabilidad al conducir, pero la mayoría de la población, en cierto caso, no les importa en lo absoluto, lo único que quieren es llegar a su destino lo más rápido posible.

Y ahora que se han implementado los nuevos semáforos inteligentes se supone que las personas deberían de tener más cuidado y respetar los pequeños semáforos con tiempo para los peatones, pero como algunos de estos viejos aparatos para regular el tránsito de vehículos no se han retirado de su posición, a veces se forma ‘’un solo relajo’’. 

Me pareció muy buena idea esto de que cambiaran los semáforos, pero a como leí hace un tiempo ‘’semáforos inteligentes para gente burra’’ y en mi opinión tiene razón. Nos quejamos del Gobierno, de las calles de Managua, del calor y nosotros somos los que provocamos todo.

Supongo que no solo yo he empezado con ¿qué estaba pensando el Gobierno en aquel momento cuando decidieron construir las vías y carreteras? ¿No pensaron en que con el tiempo Nicaragua se iba a inundar de gente y de tantos automóviles? ¿O solo pensaron en que iba a quedar igual con la poca población de aquel entonces?

Porque a como veo las calles son demasiado pequeñas y ya no hacen rotondas ni nada, solo un paso de desnivel, al que ahora se le cuestiona de todo, que según dicen está mal ubicado y que no resuelve, y nos seguimos quejando. 

Entonces, esto es algo así tipo contradictorio, porque nosotros mismos somos los causantes de nuestro sufrimiento, nosotros contaminamos, somos irresponsables, los buseros y los taxistas no respetan los semáforos en rojo, se pasan por la derecha de los conductores y ya no se diga las motocicletas, casi una docena se ubica delante de los otros conductores, no nos importa nada y después solo nos vemos a nosotros mismos quejándonos del calor, de todo relacionado con el Tránsito, de la Policía, etc. 

En el semáforo peatonal frente a la UCA los conductores no respetan el rojo, a pesar que la gente va pasando. En las calles nadie le cede la pasada a nadie, nos falta cortesía, amabilidad, consideración. 

Solo digo que deberíamos de reflexionar acerca de esto y dejar de ser tan ciegos para no darnos cuenta de los males que estamos haciendo con algunos comportamientos, por estresarnos a nosotros mismos en vez de mejorar nuestra calidad de vida y por hacer de Nicaragua un país y una sociedad mejor. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus