•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Doña Violeta Chamorro, primera presidenta mujer democráticamente electa en América. Madre abnegada, religiosa católica, campechana y de altos valores morales y éticos, cumple 87 fructíferos años.

Ella, reconciliando a sus hijos, de distintas tendencias políticas, comprendió mejor que nadie la necesidad de reconciliar a toda la familia nicaragüense. Este fue su principal objetivo y el sello que caracterizó su periodo de gobierno (1990-1996).

Como todo gobierno, y más el suyo que sucedió a una etapa de guerra cruenta, tuvo que pasar momentos muy difíciles, llenos de medidas muchas veces incomprendidas, pero que, gracias a Dios, poco a poco todos los nicaragüenses fuimos entendiendo como necesarias para el bien del país. Obviamente hubo errores, pero ella tuvo la nobleza de pedir perdón al pueblo de Nicaragua.

Doña Violeta terminó convencida, de que las tareas del desarrollo no deben ser únicamente responsabilidad de los gobiernos, sino que la ciudadanía toda debe y puede contribuir a la solución de los problemas, con iniciativas privadas.

En Nicaragua se llevó a cabo un programa de estabilización muy exitoso que permitió reducir drásticamente su tasa de inflación de un 13,500% en 1990 a solo una tasa en torno al 5% en 1992. Este éxito es más significativo por cuanto es el único caso en el periodo después de la Segunda Guerra Mundial de un país que pasó de una hiperinflación --consecuencia de la guerra-- a una inflación de un digito en solo dos años.

Hoy los nicaragüenses valoramos y agradecemos su esfuerzo, que poniéndolo en el fiel de la balanza lo vemos como muy positivo. Contribuyó a sentar las bases de los buenos logros que hoy podemos apreciar, en un buen clima de relaciones y entendimiento entre el Gobierno, la empresa privada y los trabajadores, condición indispensable para el desarrollo económico y social. 

Este escrito son dos letras del inmenso abecedario que podemos hablar de doña Violeta. ¡Felicidades! Un orgullo de América.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus