Carlos Andrés Pastrán Morales
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nosotros somos el reflejo de lo que nuestro país es, pero no es su totalidad o de la manera que lo vean las demás personas que no pertenecen a Nicaragua.

Nuestra nación es todo lo que tenemos, lo que nos ha enseñado todo lo que sabemos, hacemos y lo que hemos experimentado, pero de vez en cuando no reconocemos estos aspectos, aun así sabiendo esto. Los valores morales, por muy gastado que se escuche, nos definen, nos rigen en todos los lugares a donde vamos y siempre los ponemos en práctica, desde que estos son enseñados en casa.

La cuestión es: ¿Por qué las personas cuando viajan a distintos países regresan contando que allá todo es lindo, que las calles son limpias, que las personas sí respetan las leyes y que la gente es muy amable y amistosa? Luego de regresar a su país natal, se pasan quejando del país, no cumplen las leyes ya que son casi las mismas, no ponen en práctica los valores que algún día tuvieron, botan la basura en todos lados y se molestan por las acciones de las demás personas que hacen lo mismo que ellos y en ciertos casos vienen hablando el acento español del país a donde viajaron, y tal vez solo estuvieron unas tres o cuatro semanas.  

Primero, no hay ningún problema con que las personas viajen por vacaciones o por trabajo, es normal, pero cuando vienen presentando las características antes mencionadas, presiento que a la mayoría de la gente alrededor le molesta, ya que no tenemos por qué envidiarle cosas a otros países, nosotros tenemos una nación incomparable que merece respeto y dedicación por parte de la población que lo habita, y las personas que se quejan y no hacen nada por el país y se van a otros países fascinados por la tecnología, gente, edificaciones y trabajo, están siendo egoístas porque no vienen a hacer ninguna de las buenas acciones que hicieron en los demás países, más bien a empeorar.

Segundo, hay personas que se van a vivir permanentemente a otros países, algunos por necesidad, pero no olvidan a su nación y añoran todas las comidas típicas que tenemos y de vez en cuando regresan para visitar a su familia, trayendo regalos para todos, algo totalmente normal para personas que razonan bien y extrañan a Nicaragua.

Pero hay otras que se quedan en países con una buena actividad económica y se viven quejando que Nicaragua jamás será capaz de tener eso, como fue un caso hace un tiempo ya, donde un nicaragüense se fue a vivir a Japón para tener más oportunidades de ‘’trabajo’’, pero al parecer solo iba para conseguir mujeres y desperdiciar dinero por la forma en cómo explicó la causa de por qué se fue en un video que publicó, y por parte de los nicas, tarde o temprano los estuvieron ofendiendo y realizando videos en contra de lo que él decía, y puedo decir que estoy a favor de lo que dijeron los nicas.

Entonces, Nicaragua es un país que cada vez sigue avanzando en todos los aspectos, si seguimos todos juntos luchando por el futuro, pero si las personas siguen haciendo cosas como estas, al cabo de un tiempo se les va a cumplir su sueño de que el país jamás será capaz de desarrollarse y salir del estancamiento social y económico que tiene, pero eso es decisión de nosotros, porque somos el país y dependemos nosotros de este también.

Me da pena ajena ver a esas personas que vienen acá a hacer desastres mientras que en otros países cumplen más las leyes que los mismos habitantes originarios.

Nicaragua es un país lindo, lleno de personas amables que trabajan fuerte para sacar adelante a sus familias y de igual forma a la nación, pero que también tiene sus problemas y es muy vulnerable, y esa es la principal causa por la cual debemos luchar y no huir.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus