•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Durante los meses de septiembre y octubre se celebraron nueve consultas públicas para presentar los resultados del Estudio de Impacto Ambiental y Social (EIAS) para el Gran Canal de Nicaragua. Durante las consultas los temas de mayor relevancia que preocupan a los nicaragüenses son el deterioro del lago de Nicaragua y la deforestación indiscriminada que actualmente amenaza el medioambiente del país. En este sentido y, para tranquilidad de la población, HKND se ha comprometido a coadyuvar a preservar los niveles y mejorar la calidad del agua del lago de Nicaragua e impulsar una reforestación a gran escala como parte de las mitigaciones ambientales que se implementarán en la construcción del Canal, como se concluyó en el EIAS para obtener como resultado el “impacto neto positivo” del Canal.

Un artículo publicado en la Revista Nature en septiembre de 2015 establece que el lago de Nicaragua ha sufrido daños irreversibles por las actividades humanas, sobre todo por la agricultura a lo largo de la costa, lo que posiblemente está causando que varias especies de peces estén en peligro de extinción. Contrario a las aseveraciones de algunas personas, el lago de Nicaragua está “enfermo”.

Debido a estas actividades, el lago ha estado sufriendo las consecuencias de altos niveles de sedimentación dañando la calidad y reduciendo el nivel del agua. Es decir, incluso sin el Canal, el recurso hídrico continuará reduciéndose poco a poco y se convertirá en no apto para el consumo humano, debido a la contaminación causada por las actividades y abusos en su contorno.

Conociendo la importancia del lago Cocibolca o Nicaragua, no habrá ningún uso del sistema de agua del lago para el Canal. En su lugar, vamos a construir dos lagos artificiales: lago Atlanta y lago Agua Zarca. Con base en estudios científicos, el lago Atlanta será suficiente para abastecer las necesidades del Canal; incluso, previendo un escenario de un doble fenómeno climático de El Niño hemos incluido un sistema de piscinas de reutilización de agua de tres niveles para abastecer las esclusas con el objetivo de reducir a un mínimo el consumo y la contaminación del agua. Adicionalmente, hemos adoptado el diseño del Canal para una sana y efectiva operación proyectada para varios cientos de años, lo que beneficiará al país cuando el Canal sea operado por los nicaragüenses. Adicionalmente, el diseño para la operación del Canal prevé los efectos del cambio climático y por ello se diseñó el lago Agua Zarca, cuya función será la de una reserva de agua para la estación seca y el suministro de energía hidroeléctrica para el Canal. El lago Agua Zarca tendrá un nivel de más de 80 metros sobre el nivel del mar, el lago de Nicaragua tiene un promedio de 30 metros sobre el nivel del mar.

En términos de la deforestación ERM señala en el informe del EIAS que, de continuar la tendencia ecológica actual en Nicaragua sin el Canal, “incluyendo las tasas actuales de deforestación y la invasión en la Reserva Biológica Indio Maíz, todos los bosques en Nicaragua podrían perderse en un período de 10 a 15 años”. HKND coincide con esto y considera el Canal como el único medio viable para preservar el bosque natural que queda en el sur del país y restaurar los bosques dañados por los abusos indiscriminados.

HKND admite que algunos bosques a lo largo de la ruta del Canal inevitablemente serán afectados para dar paso al Canal. De acuerdo con las mejores prácticas internacionales, por cada árbol cortado HKND plantará cinco como compensación ambiental para obtener un “resultado final neto positivo”.

Para mejorar las condiciones hidrológicas a lo largo de la ruta del Canal, HKND reforestará las cuencas a lo largo del Canal, adicionalmente, ejecutará programas de gran escala para reforestar las cuencas del Río San Juan y el Río Punta Gorda. Además, dentro de la zona de protección de 10 kilómetros a lo largo de la ruta interoceánica, serán plantados árboles para que el Corredor Biológico Mesoamericano sea protegido y sostenible. También vamos a restaurar los humedales a lo largo de la ruta y ayudar al Gobierno de Nicaragua a recuperarlos.

Los beneficios económicos y sociales que traerá el Canal permitirán que la población participe en actividades económicas lo sufrientemente remuneradas que no tendrán necesidad de talar y quemar bosques para una agricultura y ganadería de subsistencia, como es el caso actualmente.

Las medidas y los efectos antes mencionados no solo revertirán la tendencia actual de la deforestación, sino que también contribuirán con la preservación de los suelos, la reducción de sedimentos que están destruyendo el lago Cocibolca, que también afectan al río San Juan y aumentará la producción de agua para mejorar la calidad y los niveles del vital líquido en general para el país.

El Canal Interoceánico de Nicaragua es un proyecto a gran escala que conecta el océano Pacífico y el mar Caribe. Al igual que cualquier otro megaproyecto de infraestructura en el mundo, son inevitables cambios en el entorno de la ruta. Sin embargo, HKND Group mantendrá firme su compromiso de construir el Canal con las mejores prácticas internacionales para proteger el medioambiente y beneficiar a la población. El lago de Nicaragua no se verá afectado, todo lo contrario, mejorará su calidad de agua y garantizará sus niveles, el proyecto del Canal es hoy por hoy la única solución viable y efectiva para lograr ese objetivo y revertir la tendencia actual de deforestación y salvar las reservas naturales restantes que tenemos en Nicaragua.

*Vicepresidente ejecutivo de HKND Group.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus