Galo Muñoz Arce
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El español Juan Carlos Monedero, doctor en Ciencias Políticas y profesor titular de la Universidad Complutense de Madrid, además de ser uno de los fundadores de Podemos, no duda en afirmar que una victoria de Mauricio Macri, en el balotaje de la Argentina, representaría “ una mala noticia para la democracia en América Latina”, visto y considerando su marco de alianzas regionales y el apoyo externo que reciben las élites locales.

Además, cuestiona su repentino cambio de discurso, dando cuenta del antecedente del gobierno de Mariano Rajoy en el reconocimiento de determinadas políticas sociales, que luego fueron desterradas del Ejecutivo español durante el gobierno del PP.

Por último, advierte sobre la posibilidad de que el candidato de Cambiemos intente reactivar la Organización de Estados Americanos (OEA), como una devolución de favores al apoyo externo a su campaña, lo que significaría para la región “un retroceso de diez años en la integración regional latinoamericana que logró sacar en apenas una década a 70 millones de personas de la pobreza”.

Una victoria de Macri implicaría la incorporación de Argentina a los intentos de desmantelar la agenda posneoliberal que ha caracterizado la política latinoamericana en los últimos quince años. Hay que considerar que la desaceleración china está frenando a las economías capitalistas, y la respuesta está siendo regresar a los postulados marcados a finales de los años noventa por el Consenso de Washington: más apertura comercial, menos regulaciones, más flexibilidad laboral, reducción del gasto social, y todo bajo la cobertura de la lucha contra la inflación. La incorporación de Argentina a este marco debilitaría fuertemente la etapa de soberanía nacional que marcó el fracaso del ALCA en 2005.

El PRO tiene vínculos reconocidos con otras fuerzas de derecha en América Latina: Henrique Capriles en Venezuela; Samuel Doria Medina, en Bolivia, y Guillermo Lasso, en Ecuador, fueron los primeros en felicitar a Mauricio Macri, tras los resultados de la primera vuelta. ¿De ganar la derecha en Argentina estos sectores se podrían ver fortalecidos en cada uno de estos países?

Si observamos los movimientos de los Estados Unidos en la Organización Mundial del Comercio, la firma de acuerdos en la zona del Pacífico, y el acuerdo en marcha con la Unión Europea (TTIP), vemos una contraofensiva para recuperar lo perdido hace diez años en la IV Cumbre de las Américas en Mar del Plata.

Tengamos en cuenta que Estados Unidos siempre ha contado con sectores importantes de las élites latinoamericanas para imponer sus políticas. De la misma manera que esas élites han contado con el apoyo norteamericano para debilitar a los gobiernos del cambio.

No se puede decir que ninguno de ellos sea un personaje desconocido.

Macri intenta ensayar un discurso nuevo, donde dice que preservará la Asignación Universal por Hijo, entre otras medidas impulsadas por el kirchnerismo. ¿Se trata de una nueva estrategia de las fuerzas conservadoras de la región, a fin de construir mayorías que hasta el momento le habían sido esquivas en las urnas?

El gobierno neoliberal comparte con el violín que se agarra con la izquierda, pero se toca con la derecha. En España se hizo el mismo discurso por parte de la derecha. Apenas un mes después empezaron a hacer exactamente lo contrario, con la improbable excusa de que las cuentas dejadas por los antecesores eran peores que las expresadas por los organismos oficiales. Una excusa para convertir las promesas electorales en papel mojado...

América Latina ha construido durante los últimos diez años importantes instancias como Unasur y Celac. Allí Argentina ha tenido un peso evidente. ¿Qué podría suceder con estas instancias en caso de que la derecha acceda al gobierno en Argentina?

Es bastante probable que, al deber candidaturas como la de Macri su avance al apoyo de los Estados Unidos, luego deban devolver el favor reactivando la OEA, donde Estados Unidos tiene la voz cantante. Por esto, la victoria de Macri implicaría un grave retroceso de diez años en la integración regional latinoamericana que logró sacar en apenas una década a 70 millones de personas de la pobreza.

*Periodista ecuatoriano.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus