•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tal como dijera en una ocasión el Dr. Arturo Cruz, refiriéndose a la oposición, no es correcto negar lo bueno que pasa en Nicaragua pensando que reconocerlo es favorecer al gobierno sandinista, ni es correcto hablar mal de Nicaragua pensando en dañar al gobierno, pues primero está la patria y después las simpatías o antipatías políticas personales. De acuerdo con este razonamiento, en mis artículos y en mi blog procuro destacar lo positivo del país para contribuir a que vengan turistas, inversionistas y residentes pensionados. Por eso, he recibido críticas de quienes no lo comprenden o no les agrada. Piensan que se debería escribir solo contra el gobierno y nada que lo pudiera favorecer. En realidad yo escribo bien de Nicaragua, no del gobierno, pero no se puede ocultar la incidencia que el gobierno tiene. Algunos no lo interpretan así por el triste alto nivel de polarización política. 

Personalmente me defino como social liberal de izquierda moderada; nunca he sido miembro del Frente Sandinista, aunque en los ochenta apoyé el proceso revolucionario desde mi ideología de izquierda propia del liberalismo social (cercano a la social democracia). Pero la exigencia de quienes quieren ver todo blanco o negro los lleva a ponerme otras etiquetas. No solo me etiquetan a mí, sino a otros periodistas que tratan de ser objetivos, así como a los líderes del sector empresarial que hacen un gran trabajo para bien del país manteniendo un diálogo constructivo con el gobierno.

Me parece importante destacar que un periódico que se define abiertamente opositor y, más aún, antisandinista, y que tiene influencia entre los opositores más recalcitrantes, con quienes se identifica, haya expresado en un reciente editorial sin firma (lo cual significa que se trata de su posición oficial), estos conceptos:

“Mereció ocupar un sitio de portada la buena noticia de que será inaugurada en Managua la segunda megatienda de PriceSmart, que representa una inversión extranjera directa de 15 millones de dólares. No mucho tiempo antes informamos que en este diciembre se abrirá otra megatienda, esta de la empresa transnacional Walmart, cuya inversión es de 17 millones de dólares. La apertura de estos dos grandes establecimientos comerciales es una muestra del dinamismo de la economía nacional y significa la creación de más empleos, la ampliación de la oferta de bienes de consumo y el beneficio adicional para los consumidores de la competencia entre esos dos gigantes del comercio minorista. Esa Nicaragua, de más inversiones extranjeras y emprendimientos nacionales, de nuevos y grandes centros comerciales, de más personas con empleo formal permanente, y, en fin, de mayor impulso al crecimiento económico, a la reducción de la pobreza y al aumento de la prosperidad, es sin dudas de ninguna clase, el país que desea la mayoría de los nicaragüenses.” (Hasta aquí lo citado). 

El mencionado editorial expresó también lo que consideran negativo y que suelen destacar en sus ediciones diarias. Lo novedoso es que por primera vez en mucho tiempo reconozcan, ni más ni menos, lo mismo que venimos diciendo, y que por decirlo nos han criticado algunos. Nicaragua, además de tener sus maravillosas bellezas naturales, es un país muy seguro, hay estabilidad, la economía va bien, hay progreso y disminuye la pobreza. Aunque no todo está bien; hay cosas que los nicaragüenses debemos mejorar y cosas que criticar del gobierno, como lo hemos hecho los periodistas que tratamos de ser objetivos y los líderes empresariales, aunque sin el apasionamiento político que a otros les gustaría, porque una cosa es hacer críticas objetivamente y otra mantener una campaña. 

*Abogado, periodista y escritor.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus