•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A diario en los medios de comunicación y en las redes sociales se encuentran mensajes o información relacionada con el trabajo que realiza el papa Francisco en el Estado de la Ciudad del Vaticano, causando controversia para algunos, esperanza para otros, pero sobre todo se ha llegado a pensar que Francisco se encuentra haciendo una revolución dentro de la Iglesia católica.

Jorge Bergoglio, mejor conocido como el papa Francisco, es el 266 en la lista de los papas que han sido jefe de la Ciudad del Vaticano, y el primero de origen latinoamericano, el cual se ha interesado por darle un nuevo oxígeno a la iglesia, abriendo las puertas a todos aquellos que por una u otra razón se encontraban alejados de ella.

Desde la elección del papa Francisco como pontífice de la Iglesia católica el 13 de marzo del 2013, cuando apareció con una cruz de hierro en el balcón de la Basílica de San Pedro, se ha visto envuelto en medio de las opiniones en los diferentes medios de comunicación, por sus declaraciones en temas que la iglesia muy poco planteaba, sus puntos de vista tales como de la religión, política y sociales y sobre todo su forma de actuar, el acercamiento con la gente.

Para ilustrar un poco las reflexiones del papa en relación con algunos acontecimientos, cuando se realizó el atentado a la revista francesa Charlie Hebdo, semanario satírico, en enero de 2015, donde murieron 12 personas, incluyendo 8 periodistas, el papa Francisco hizo un llamado al respeto a las creencias religiosas musulmanas. Estas reflexiones provocaron muchas críticas, pero también algunos elogios.

Otra declaración que señaló Francisco fue: “educar a los hijos también incluye severidad”. Esto provocó que organismos de derechos humanos se hayan pronunciado en contra y consideraron que lo declarado no contribuía a crear un ambiente saludable para la educación de los niños.

Por otro lado, ha tocado temas que durante siglos han sido ocultos por la institución, como los actos de abusos contra menores de parte de los prelados, donde asegura que estos deben pagar por sus hechos cometidos.

Otro tema de gran controversia para los fieles de la Iglesia católica ha sido la opinión relacionada a la participación de la homosexualidad en la iglesia, en donde este sector que siempre ha sido discriminado y excluido, hoy respira un aliento de bienvenida.

Y el último tema de controversia es acerca del derecho que tienen los divorciados para volver a tener pareja y el derecho a obtener los sacramentos de la santa madre iglesia.

Definitivamente que esto es revolución en la Iglesia católica. El papa Francisco ha cambiado la imagen de la institución devastada por los escándalos, por una revolución pacífica marcada por un lenguaje directo y sencillo, aunque para numerosos católico todavía falta mucho para adaptar al mundo moderno el quehacer de la Iglesia católica.

Paralelamente ha sido capaz de romper los moldes, de improvisar y hablar sin tapujos durante sus homilías matinales y ángelus dominicales contra las injusticias sociales, la falta de ética y hasta de los chismes, intrigas y afán de carrera que tanto han desacreditado a la curia romana.

Los principales medios de prensa italianos lo definen como una persona que abandonó todo lujo y que circula en un automóvil común atrae a multitudes a la plaza de San Pedro, generando lo que muchos han calificado de una verdadera Franciscomanía.

*Consultor y catedrático universitario.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus