Salomón Manzanares Calero
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La estancia obligatoria de migrantes cubanos en Costa Rica, ha hecho que su gobierno se muestre a través de los medios de comunicación como el gran benefactor y humanista. Y como siempre ha quedado de lado el manejo efectivo de la diplomacia.  

La pretensión de esa cantidad de gente al querer pasar por Nicaragua,  quizá con buena intención de tránsito, acarreaba el problema que ya tenía Costa Rica. Ese masivo de migrantes está bajo el riesgo que se infiltraran otros actores y que por lógica, es casi seguro que viajan con ellos.  Esto es la trata de personas, tráfico de menores y drogas, y violar territorio tico, porque de hecho desde que los migrantes entraron procedentes de Panamá ya estaban violentando la soberanía. El Ministerio Público costarricense ya debería de investigar a sus diputados  para desintegrar la red tratante que queda al descubierto llevando migrantes.   

El canciller costarricense Manuel Gonzales, con sarcasmo ha dicho que el problema es Nicaragua. Los analistas políticos de origen cubano también lo dicen. El gobierno estadounidense con sus políticas migratorias ya debió pronunciarse, pues ellos tienen la solución definitiva. 

Es una hipocresía emitir la Ley de Ajuste cubano a favor de los emigrantes isleños si estos en su tránsito arriesgan su vida. Procedentes de Ecuador tienen que pasar por Colombia y México donde opera el crimen organizado, aprovechándose principalmente de los migrantes suramericanos. Arriesgan contraer enfermedades dado el hacinamiento o accidentes de cualquier índole.  ¿Por qué una ley que favorece solo a cubanos y no para salvadoreños y guatemaltecos que huyen de la violencia urbana? Es una hipocresía señalarle la irresponsabilidad a otros Estados cuando son ellos quienes ponen en riesgo la vida de miles de gentes que por su desesperación y estrés cometen delitos. Es una hipocresía parecer la víctima ante el Sistema de Integración Centroamericana (SICA), cuando a estos países les mandan  personas en condiciones inhumanas para que se salven como puedan.   

Nicaragua al igual que otros países resguarda las fronteras, de no ser así sería un caos. Controlar el flujo migratorio es responsabilidad de las autoridades, establecer medidas por seguridad y más aún que algunos terroristas amenazantes. A cada Estado corresponde autorizar o no la entrada de personas u organismos. No es por recomendación de alguien o por la fuerza que van a atravesar puestos de control. ¿Qué pasó cuando  los migrantes mutilados pretendieron entrar a EE.UU. por la frontera sur? Los echaron presos y con mínimas condiciones  a pesar de su estado físico. ¿Qué pasaría si una procesión de 3, 000 migrantes ilegales trata de pasar los pasos ciegos de la frontera sur tratando de pasar a Costa Rica, o por el norte hacia a Honduras? Les echan sus ejércitos y es obvio que no les van a tirar  flores, pues esta gente está preparada para tratar  en asuntos de violencia. 

Muchos sabemos que Costa Rica es uno de los países que colabora con Estados Unidos de América, en todos los aspectos, pues que de una vez extiendan visa y establezcan un “puente aéreo” y faciliten la entrada de ciudadanos, no solo cubanos, que llegan al país. Así le permiten  la entrada a los sirios, peruanos y a algunos nicaragüenses que pretenden llegar a EE.UU., para lograr el sueño estadounidense, a pesar de la xenofobia, el miedo permanente por atentados, el rechazo a los migrantes y la pobreza simulada. 

El gobierno nicaragüense ante el SICA, argumenta que esa acción es prácticamente una provocación como muchas otras de parte de la cancillería tica, pues pretenden que la percepción hacia Nicaragua sea negativa, como los malos e inhumanos, los malagradecidos después que Cuba ha ayudado mucho a Nicaragua y muchas cosas más.   

Ya habrá una salida sensata con resultados satisfactorios para las partes involucradas en este problema que no es desde el domingo  15 de noviembre, sino de muchos años y con ciudadanos de otras naciones. Incluso para los mismos migrantes que llenos de ideas, aspiraciones y promesas quieren pisar suelo estadounidense. 

*Periodista

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus